Trece inmigrantes han sido hoy localizados a unas 40 millas al este del puerto de Alicante a bordo de una patera, en la que han permanecido durante siete días sin comer, bebiendo agua del mar, mojados y pasando mucho frío, según han informado fuentes de Cruz Roja.

Los inmigrantes, cuyo estado de salud es "malo" al estar deshidratados y presentar unos niveles de glucosa bajos, han sido auxiliados por los servicios de rescate y trasladados al muelle pesquero de Calpe (Alicante), donde han recibido asistencia sanitaria.

La patera fue avistada sobre las 11:30 horas por un pesquero que faenaba en la zona y que alertó de su posición a Salvamento Marítimo, organismo que activó los servicios de rescate en colaboración con la Generalitat, la Diputación de Alicante, la Guardia Civil y Cruz Roja, entre otras entidades.

Con las ropas mojadas, entumecidos por no haber podido apenas mover sus extremidades inferiores durante la travesía en alta mar y los semblantes cansados, los inmigrantes han sido atendidos por Cruz Roja, que había organizado un dispositivo especial para proporcionarles también prendas, calzado, artículos de higiene básicos, mantas, comidas y bebidas energéticas.

Todos los ocupantes de la patera son varones y mayores de edad, a excepción de uno de ellos que asegura tener 15 años.

Este último padece una luxación en el omóplato y ha sido llevado al Hospital alicantino de Dénia, adonde ha sido trasladado también otro de los inmigrantes.

Ambos sufren síntomas de inanición y quemaduras solares, según fuentes del Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU).

Un tercer inmigrante ha sido evacuado a un centro de salud de Calpe para que le sea practicada una valoración sanitaria más profunda.

Los otros diez inmigrantes, cuyo estado de salud "no reviste gravedad, aunque están muy débiles", han sido conducidos al Cuartel de la Guardia Civil, donde miembros de Cruz Roja les han dado alimentos y les acompañan, tras recibir asistencia sanitaria en el puerto de Calpe.

Fuentes de Cruz Roja han señalado que la procedencia de los inmigrantes es norteafricana, "probablemente argelina".

La patera localizada hoy es la tercera en una semana que arriba a la provincia de Alicante, después de las llegadas el pasado viernes por la noche a la capital, con ocho ocupantes varones (cuatro menores de edad), y a Jávea, con otros seis.

Fuentes de Salvamento Marítimo no han precisado a Efe si la embarcación auxiliada esta mañana es la misma que era buscada desde el pasado martes en aguas de la costa alicantina, después de que el 112 recibiera ese día una llamada de una persona que afirmó ser tripulante de la patera.

El conseller de Gobernación, Serafín Castellano, ha reiterado su petición de una mayor "implicación" al Ministerio del Interior para controlar la entrada de inmigrantes ilegales en la Comunitat Valenciana, tras la localización de la última patera en aguas de Alicante.

Castellano ha considerado que los medios de vigilancia "siguen siendo insuficientes", como, en su opinión, lo demuestra el que desde 2007 han llegado al litoral de la Comunitat Valenciana 28 pateras con 244 inmigrantes ilegales a bordo.

Tras dos jornadas de rastreo, Salvamento Marítimo había mantenido a primera hora de hoy una búsqueda pasiva de la patera de cuya existencia había sido alertado el pasado martes.

Sin embargo, el avistamiento de una embarcación ocupada por los trece inmigrantes motivó posteriormente la reanudación del servicio activo de localización.

El conseller de Gobernación ha pedido explicaciones al delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Ricardo Peralta, sobre las actuaciones llevadas a cabo por Salvamento Marítimo en la búsqueda de la embarcación con inmigrantes y por qué no se reanudaron hoy.