Cortés ha explicado a Efe que Zapatero le telefoneó anoche cuando estaba en su casa de Huelva y le aseguró que se van a depurar responsabilidades, además de pedirle que confíe en él y que no se preocupe, ha señalado.

Indicó que fue él personalmente quien se dirigió a la familia, "y como presidente, reconoció los errores que se hayan podido cometer, para asegurar que se depurarán las responsabilidades".

Ha señalado además que, por último, el presidente del Gobierno transmitió las condolencias del Ejecutivo a toda la familia de la niña.