Según informó a Europa Press la compañía ferroviaria, la incidencia dejó sin tensión la vía entre las estaciones Montcada Bifurcació y Sant Andreu Arenal, causando retrasos porque en lugar de realizar el recorrido habitual, los trenes tuvieron que desviarse.

Las líneas C-3 y C-4 efectuaron su recorrido habitual, aunque se desviaron para no circular por el tramo afectado, pasando por la estación Sant Andreu Comtal. Para los viajeros de la estación Torre Baró, que quedó fuera de servicio, se dispuso una línea de buses para conectarles con Montcada Bifurcació y Sant Andreu Arenal.

Los viajeros de Sant Andreu Arenal podrán acceder gratuitamente al Metro para enlazar con las estaciones de Sant Andreu Comtal y el resto de estaciones de Barcelona. Respecto a la C-7, los trenes seguirán su recorrido habitual en el trayecto Martorell-Cerdanyola del Vallès, donde los viajeros podrán enlazar con la C-4.