Para él, la propuesta del ministro de Justicia es un proyecto "que debería desarrollarse mucho más". En cualquier caso, el modelo vigente es "clásico", pero "no debería desaparecer", aunque puede tener "muchas mejoras".

El intento de complementar las oposiciones con otros sistemas de acceso a la carrera judicial no es "nuevo" y "ni tiene por qué ser malo", según Garzón.

El ministro, Mariano Fernández Bermejo, anunció este lunes que el Gobierno prevé que los licenciados en Derecho con los mejores expedientes académicos puedan entrar en la carrera judicial sin opositar, ya que han acreditado "conocimientos jurídicos por encima de lo normal" y "lo que hay que hacer es formarles en valores".

Por otra parte, el juez también reclamó que el análisis del Estatut en el Tribunal Constitucional (TC) sea "estrictamente jurídico" y no influyan en él "otros elementos". Para él, si el Estatut se "acomoda" a la Constitución, "no debería ser recortado en ninguno de los sentidos".

Tampoco quiso ahondar en la polémica sobre la recusación de dos magistrados conservadores del TC por parte del Gobierno central. Según Garzón, "son los propios interesados los que primero tienen que decidir si se abstienen --en las votaciones que supuestamente les afectan--, y si no, es el tribunal quien tiene que decidirlo.

Garzón hizo estas declaraciones hoy en Barcelona, donde participó en la III Conferencia Internacional de Formación y Capacitación Judicial, con un discurso sobre ética judicial.

ÉTICA JUDICIAL.

En su conferencia titulada 'Cómo impartir ética judicial', introducida por el polémico vocal del Consejo General del Poder Judicial Alfons López Tena Garzón, animó a todos los jueces presentes a aplicar dosis de ética en sus decisiones.

Para el magistrado de la Audiencia Nacional, luchar por la esperanza de que "no arraigue la vulneración de los derechos humanos" tiene que ser un "deber ético", no sólo legal. "La sociedad necesita líderes cuya marca sea la ética y la responsabilidad", añadió.

En este sentido, admitió que ahora hay mayor conciencia social en la defensa de los derechos humanos --"único motor para mover el mundo"--. Por ello, citó a Montesquieu diciendo que "una injusticia a una sola persona es una amenaza contra todos".

A ello atribuyó la creación de la Corte Penal Internacional, que calificó como la "mayor iniciativa de paz de los últimos decenios", aunque admitió que tiene detractores y no ha respondido a todas las expectativas.