Según informó un portavoz de la Policía de Palma una vez contrastados los datos y testimonios preliminares, el suceso se produjo en torno a las 7.45 horas cuando el camión, que arrastraba un remolque articulado formado por dos piezas, tomó la curva de acceso al Paseo Marítimo procedente del puerto en sentido Andratx.

En el giro el conductor perdió el control de la parte trasera del remolque y éste arrolló al volcar a las dos víctimas, que se encontraban esperando para cruzar la calzada por un paso de peatones.

Una de las mujeres, identificada como D.R.I., de 37 años y nacionalidad búlgara, murió en el acto aplastada por el contenedor de carga, y la otra, G.V., de 30 años y compatriota de la fallecida, sufrió la amputación de la pierna izquierda hasta la rodilla y lesiones severas en la derecha.

La joven herida, que junto a su compañera formaba parte de un grupo de azafatas que pasaba unos días libres en Palma, fue trasladada de urgencia por una UVI móvil del 061 hasta el hospital Son Dureta, donde, según fuentes del Ib-Salut, fue sometida a una delicada intervención quirúrgica y permanece en estado muy grave.

La Policía Local realizó dos pruebas etilométricas al conductor del camión, un hombre de nacionalidad española y de 26 años identificado como A.C.F., quien en el primer test dio un índice de 0,44 y en el segundo de 0,41, cuando el máximo permitido a profesionales del transporte es de 0,15.

El hombre, al que se le ha practicado también una prueba para determinar si había consumido alguna droga ilegal, está acusado de homicidio imprudente, lesiones graves imprudentes y conducción bajo los efectos del alcohol.

El suceso provocó un gran colapso en todo el Paseo Marítimo de la capital balear que se prolongó más allá de las 10.30 horas, cuando fue retirado el vehículo siniestrado, con lo que la normalidad en el tráfico vuelve paulatinamente a la zona, indicaron fuentes municipales.