Para la Confederación Nacional Católica de Padres de Familia y Alumnos (CONCAPA), se trata sin embargo de un paso "muy positivo en la buena dirección" que permitirá a los alumnos de secundaria conocer la importancia de las religiones en la historia, la cultura o el arte.

Los máximos responsables de la CEAPA y de la CONCAPA, Lola Abelló y Luis Carbonell, reaccionaron hoy así, en declaraciones a EFE, ante la regulación que el Ministerio propone de la asignatura de Religión en el borrador de decreto de enseñanzas mínimas correspondientes al ciclo de Educación Secundaria Obligatoria (ESO).

De acuerdo con ese borrador, los padres o tutores de alumnos en cursos de ESO (de 12 a 16 años) podrán elegir al inicio de cada curso si quieren que reciban Religión (desde un punto de vista confesional), o "Historia y Cultura de las Religiones" (aconfesional) o ninguna de las dos, y en ese caso recibir durante ese tiempo la debida "atención educativa" por parte del centro escolar.

Lola Abelló consideró que se tata de una "vuelta a la LOCE" (la reforma educativa aprobada por el PP la pasada legislatura) y opinó que regular dos asignaturas optativas de Religión es la fórmula que perseguían "quienes querían Religión para todos".

Según la presidenta de la CEAPA se trata de una "alternativa encubierta" y agregó que si el "hecho religioso" es tan importante en la Historia o el Arte debería formar parte del contenido común de las asignaturas que repasan la Historia de la Humanidad, el Arte o la Filosofía.

Para el presidente de la Confederación Nacional Católica de Padres de Familia y Alumnos (CONCAPA), Luis Carbonell, el paso dado por el Ministerio es "muy positivo", y celebró que los alumnos que no eligen la asignatura de Religión (confesional) tengan oportunidad de conocer la importancia de las religiones en la historia de la humanidad y el pensamiento.

Carbonell consideró que quienes ven la mano de la Iglesia en esta propuesta "quieren ver fantasmas donde no los hay", e incidió que en que esta materia optativa puede ayudar a los alumnos que no elijan la asignatura confesional a conocer a los grandes líderes religiosos, su pensamiento, y que eso les ayudará "a entender la Historia y la actualidad".