Según informó hoy a EFE un portavoz de la Guardia Civil, la patera arribó sobre las 04:00 horas a la playa de Vargas, en el municipio de Agüimes, al sureste de la isla.

Tras desembarcar a un número de inmigrantes que se desconoce por el momento, los dos varones, ambos adultos y de nacionalidad marroquí, emprendieron el viaje de regreso a las costas africanas, de donde partieron.

En la travesía de vuelta, la patera tuvo un fallo del motor, lo que la dejó a la deriva.

Posteriormente, la barquilla fue localizada en el mar por una patrullera de la Guardia Civil, cuyos efectivos procedieron a la detención de sus dos únicos ocupantes, agregaron las fuentes.