Esas enmiendas estarán basadas en el modelo estatutario de 1979; serán "coherentes" con las que ya se presentaron en el Parlament y defenderán la Constitución y los principios de unidad y solidaridad. No obstante, Acebes apuntó que tendrán "la mano tendida" para negociar dentro de los márgenes de la Carta Magna.

En rueda de prensa en ´Génova´, añadió que mañana expresarán en la reunión de la Mesa del Congreso de los Diputados que ha habido ya suficiente plazo para preparar y presentar enmiendas, pese a que el resto de los grupos quiere ampliación del plazo hasta el día 30 de diciembre.

Tras recalcar que el PP no solicitará una prórroga para una negociación de la que ha sido "expresamente excluido", remachó que ahora toca hacer públicas las enmiendas y, después, se abrirá una "nueva etapa" en la que se pueda negociar y llegar a acuerdos, como marca "las reglas del juego y los procedimientos".

Dicho esto, insistió en que la voluntad de los ´populares´ es registrar mañana sus enmiendas para proponer el cambio del modelo que sustenta, a juicio del PP, el proyecto que se está tramitando en Cortes, dado que creen que busca un Estado confederal y una reforma de la Constitución a través de un Estatuto. Por ello, además de propuestas habrá enmiendas de supresión.