Una vez que sea juzgado en España, el ex jefe militar de ETA volverá a Francia para terminar de cumplir la pena de 10 años de cárcel -el máximo castigo que prevé la legislación francesa por asociación de malhechores con fines terroristas- dictada contra él por el Tribunal Correccional de París el 26 de julio de 2002. EFE

La Corte ordenó además la prohibición definitiva para "Txapote" de residir en territorio francés.

Cuando cumpla su condena en Francia, "Txapote", que fue detenido el 22 de febrero de 2001 en la terraza de un bar de la localidad vascofrancesa de Anglet, será extraditado a España para cumplir la pena a la que eventualmente sea condenado ahora y para ser juzgado por otros causas que tiene pendientes.

García Gaztelu está procesado en España desde julio de 2001 por el secuestro y asesinato de Miguel Angel Blanco, junto a otros miembros del "comando Donosti" de ETA: su compañera y madre de su hijo Irantzu Gallastegi y el ex concejal de HB en Eibar Ibon Muñoa.

De los tres, sólo Muñoa ha sido condenado a 33 años de cárcel como cómplice del secuestro, mientras que Gallastegi continúa pendiente de ser juzgada por ese crimen tras ser extraditada definitivamente a España el pasado 14 de junio, con lo que podría sentarse en el banquillo por estos hechos junto a "Txapote".