Según datos de la Dirección General de Tráfico, en Málaga es lenta la circulación con paradas esporádicas en la A-7, entre los kilómetros 234 y 230, mientras que en Segovia el tráfico registra problemas en la AP-6, en los tramos que van del kilómetro 47,2 al 52, y entre el kilómetro 57 y el 69 de la misma vía.

También se están produciendo paradas esporádicas de la circulación pero por una avería, en la provincia de Teruel, en la A-23, a la altura de la Puebla de Valverde.

Continúa además el tráfico lento a causa de un accidente en la carretera N-260, en el kilómetro 22, en su paso por la localidad de Vilajuiga (Gerona).

Por otra parte, a causa de la nieve, están cerrados dos puertos de montaña de la red secundaria, los de Portillo de Lunada (Burgos), a la altura de Espinosa de los Monteros, y el de Lunada (Cantabria), en el paso por San Roque de Riomiera.

Asimismo, a causa de la niebla, el tráfico es lento con paradas frecuentes en la provincia de Lérida, a la altura de Artesa de Segre, durante un tramo de diecisiete kilómetros.

Según la Dirección General de Tráfico (DGT), en esta jornada final del puente de la Inmaculada está previsto que se produzca una gran circulación con una mayor afluencia de vehículos entre las 16.00 y las 22 horas.

Hasta las 20.00 horas de ayer, 86 personas habían fallecido por accidentes en las carreteras desde el inicio del puente, el pasado día 2.

Esa cifra supera ya con creces la registrada en las mismas fechas el año pasado, con un saldo de 58 fallecidos, si bien dicho puente fue más corto, desde el viernes 3 de diciembre hasta el miércoles 8.

Según las previsiones de la DGT, en esta ocasión, estaba previsto que se produjeran más de once millones de desplazamientos.

Coincidiendo con la operación retorno de estas fechas de puente, la DGT puso en marcha el viernes día 9 una nueva campaña de dos semanas de duración contra el consumo de alcohol, la segunda este año, con la previsión de 15.000 controles diarios de alcoholemia en carretera.