Un portavoz de la Secretaria de Pesca Marítima informó a Efe de que el buque María Lourdes, que pertenece a la Cooperativa de Armadores de Vigo, fue apresado en la zona VI de las aguas de Gran Sol, donde tienen permiso de pesca 20 barcos españoles, aunque la actividad extractiva estaba cerrada para España desde principios de noviembre.

Explicó que esta zona estaba vedada a la pesquería de la merluza, una de las especies que se capturan en esta zona, porque ya se había agotado la cuota correspondiente a nuestra flota, y que alcanzaba para el 2005 las 7.000 toneladas de merluza.

Los Servicios Navales Irlandeses apresaron ayer al navío español "Santa María de Lourdes" por supuesta violación de las normas de la Unión Europea (UE) sobre registros de pesca.

El pesquero, procedente de Vigo, transportaba 1.500 toneladas de merluza y permanece detenido en el puerto irlandés de Galway, al oeste de Irlanda.

Las autoridades locales interrogaron al patrón del pesquero sobre irregularidades en el registro de sus capturas, aunque por el momento la Administración española no tiene más información sobre el número de pescadores detenidos ni su lugar de procedencia.

La policía irlandesa tiene derecho a mantener detenida a la tripulación del pesquero hasta un período de cuarenta y ocho horas, según las leyes de pesca de este país.

Este apresamiento de un barco español es el tercero que se produce en dos semanas, cuando las autoridades noruegas detuvieron por pesca ilegal a dos buques españoles por capturas de fletán negro, especie protegida en aguas del Artico.

España puede pescar en la zona del Atlántico norte y Gran Sol, según los TAC -Totales Admisibles de Capturas- acordados por la Unión Europea (UE) para el 2005, cerca de 7.000 toneladas de merluza, 63.244 toneladas de bacaladilla; 5.779 toneladas de gallo; 1.172 toneladas de cigala y 32 toneladas de abadejo.