La de hoy es la cuarta reunión, desde que dieron comienzo las negociaciones, el pasado 4 de noviembre, fecha en la que el Gobierno presentó su primera oferta (deducciones en el IRPF, incremento de los gastos de difícil justificación y la puesta en marcha de un nuevo Plan Renove de maquinaria agrícola), cuantificada en 350 millones de euros.

En los sucesivos encuentros, la propuesta ministerial aumentó hasta los 400 millones de euros, al incluir un paquete de ayudas mínimis, excedente de las subvenciones del año pasado y que supone un pago de 0,072 euros por litro para los primeros 5.000 litros de gasóleo consumido.

El Gobierno, no obstante, no ha accedido a ninguna de las peticiones formuladas por los agricultores, que pasan por medidas de carácter estructural y centradas en la modificación del IVA compensatorio y en la supresión o eliminación progresiva del impuesto de hidrocarburos.

Los agricultores, que han retrasado hasta el día 30 la convocatoria conjunta de movilizaciones (prevista para hoy), consideran que esas reivindicaciones son irrenunciables y la única solución para paliar las pérdidas causadas por el alza de los carburantes.