En la sesión de clausura de la IV Conferencia Nacional del PSC, Montilla ha pedido a la jerarquía eclesiástica "juego limpio" y que "deje de actuar como un satélite de la derecha política contra el Gobierno y de aparecer como servidores y portavoces de la España más intolerante".

El ministro de Industria se ha referido también a la reforma del Estatut y, en este sentido, ha afirmado que el fracaso de este proceso "sería únicamente una victoria de Rajoy y de la derecha más ultramontana".

"El PP ha decidido repetir hasta el final de la legislatura la estrategia de crispación política y de descalificación personal que utilizó entre 1993 y 1996", ha denunciado el dirigente del PSC, que ha acusado a los populares de "culpar a los demás, inventarse tramas ocultas y grandes conspiraciones".

"Todos recordamos qué papel tan patéticamente lamentable hizo el PP en la comisión parlamentaria sobre el 11-M", ha afirmado Montilla en un discurso en el que ha señalado que el éxito del nuevo Estatut en Madrid "será el fracaso del PP de Esperanza Aguirre y Mariano Rajoy, pero también de toda la caverna mediática, liderada por la emisora eclesiástica COPE, con Jiménez Losantos y el director de un diario con pretensiones planetarias".

Montilla también ha hecho alusión a los asuntos internos del PP y ha asegurado que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, "está esperando que Rajoy fracase en 2008 para ser ella la nueva candidata, una vez ha arrinconado a Ruiz-Gallardón".

Asimismo, ha culpado directamente a los ministros de Educación del PP entre 1996 y 2004, Aguirre, Rajoy y Pilar del Castillo, del "salto negativo" del sistema educativo en España" y del "espectacular aumento del fracaso escolar".

En este sentido, ha dicho que es "un sarcasmo" que hace una semana los dirigentes del PP "tuviesen la cara" de manifestarse a favor de la calidad y de la libertad en la enseñanza, "agitando mentiras y calumnias", cuando a su juicio, el PP gobernó en materia educativa "de forma autoritaria, injusta y regresiva" y "sin pactar absolutamente nada con nadie".

Asimismo, ha denunciado "las políticas regresivas y autoritarias de los gobiernos de Aznar, Rajoy, Acebes y Zaplana", que "fueron fuertes con los débiles y débiles con los poderosos, empezando con la sumisión de Aznar a la administración Bush", ha dicho.

Ante las bases de su partido, el ministro de Industria ha asegurado que la LOE, "acompañada de unos buenos presupuestos para 2006 y 2007, será la máxima apuesta que se ha hecho nunca en España para superar el fracaso escolar".

Según Montilla, la estrategia del PP "es una huida para evitar la autocrítica". "Ahora quieren manifestarse contra el Estatut, quieren hacer ruido en vez de hablar donde tienen que hablar, donde la Constitución dice que se debe hacer, donde radica la soberanía popular: en el Congreso de los Diputados", ha añadido.

Y volviendo a la negociación del Estatut, ha señalado que debe abordarse "sin fijar ningún punto concreto como innegociable, como no sujeto a la discusión y negociación", y ha apostillado que "mantendremos hasta el final las puertas abiertas a un diálogo abierto, sincero y sin imposiciones con el PP".

Posteriormente, el presidente del PSC y de la Generalitat, Pasqual Maragall, ha señalado que "vivimos un momento político crucial con el Estatut y la España plural en marcha", en el que "no nos podemos permitir llegar tarde a la cita con la historia".

El conseller de Economía de la Generalitat, Antoni Castells, también ha arremetido contra el PP, de cuyo líder, Mariano Rajoy, ha dicho que es un "digno sucesor" de José María Aznar, "el instigador en la sombra de la estrategia catastrofista" de los populares.