Ese mes, según datos del Instituto Nacional de Meteorología, ha sido más lluvioso de lo normal, y las lluvias que se registraron en la península (una media de 90,9 litros por metro cuadrado) han sido superiores a la media histórica que se registra desde el año 1930 (de 68,8 litros).

Las precipitaciones del primer mes del año hidrológico (que abarca desde el 1 de octubre hasta el 30 de septiembre) fueron, además, superiores a las que se registraron durante los doce meses anteriores, y suponen casi una cuarta parte de lo que llovió durante ese año hidrológico.