El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha acordó ayer solicitar al Ejecutivo central la declaración de zona catastrófica para las áreas del noreste de la provincia de Guadalajara afectadas por el incendio que ha quemado más de 12.000 hectáreas y que anoche mantenía un solo foco activo.

El consejero de Presidencia, Máximo Díaz Cano, aclaró cuándo se activó la alerta en relación con este incendio ya que, mientras que en la SER apuntó que esta alerta se activó cuando se vio que los medios no eran suficientes y se tuvo conocimiento de que había fallecidos, ayer tarde apuntó que el motivo de la activación fue que podría propagarse fuera de los límites de la comunidad.

La consejera de Medio Ambiente, Rosario Arévalo, comentó, por su parte, esta mañana en Guadalajara, que la alerta 2 se decretó siguiendo el procedimiento establecido en el plan de emergencias de incendios forestales de la comunidad, cuando se dieron las condiciones establecidas en el mismo. Reconoció que en algún momento se planteó dimitir pero que lo ha descartado porque cree "que se ha actuado de forma lógica durante todo el proceso del incendio".

El Gobierno regional, además de abrir una oficina para atender a los familiares de las 11 víctimas mortales del incendio, se reunirá con alcaldes de los municipios afectados por el incendio, con el presidente de la Diputación de Guadalajara, José Carlos Moratilla, y con el subdelegado del Gobierno, Juan Pablo Herranz, para comenzar a elaborar un plan especial de actuaciones en las localidades afectadas.

El incendio que está calcinando el noreste de la provincia de Guadalajara mantenía anoche activo un "único foco", en el término municipal de Selas, después de que fuera controlado el que había en Cobeta, cuyos habitantes estaban regresando al pueblo.

Las tareas de identificación de los cadáveres de los 11 miembros del retén de Cogolludo que murieron el domingo en el incendio "están muy avanzadas", según el consejero de Presidencia, que deseó que finalicen lo antes posible para que sus familias puedan enterrarlos y "descansen".

El único superviviente del retén de Cogolludo, Jesús Abad, de 45 años, pudo salvar la vida al salir corriendo del vehículo en el que se encontraba y refugiarse junto a las ruedas de un camión cisterna que perdía agua.

A la puerta de la habitación del Hospital General de Guadalajara donde un cartel advierte de que el paciente no recibe visitas, la esposa e hija del superviviente, Carmen y Verónica, relataron como el instinto de supervivencia de Jesús "le permitió que volviera a nacer".

Por su parte, el Grupo Popular de las Cortes de Castilla-La Mancha presentó ayer en el registro de la Cámara una petición para que el presidente de la Junta, José María Barreda, explique la actuación de la Administración regional en el incendio.

El PP anunció ayer que "llegará hasta el final para esclarecer qué ha pasado de verdad" para que once personas hayan muerto en el incendio, no descartó exigir responsabilidades por esta tragedia y pidió que José Luis Rodríguez Zapatero deje de "esconderse" y dé explicaciones.

El Consejo de Ministros del próximo viernes estudiará medidas ante los incendios forestales, que tendrán en cuenta tanto "el reparto de responsabilidades como la situación de excepcionalidad".

Ecologistas en Acción va a solicitar al Gobierno de Castilla-La Mancha y a la Diputación Provincial de Guadalajara que no construyan más barbacoas en zonas recreativas y merenderos de la región para evitar situaciones como la que ha propiciado el incendio.

El Consejo Fiscal, convocado para el próximo 26 de julio, estudiará la creación de la figura de la Fiscalía de Medio Ambiente, cuyo objetivo es coordinar a nivel estatal la labor de los fiscales especializados en esta materia.