Infraestructuras

El Ministerio cubre de paneles solares la Ronda Oeste de Murcia

Transportes escoge la capital regional para poner en marcha un proyecto pionero para mejorar la eficiencia energética de las carreteras

Paneles solares en la Ronda Oeste, a la altura de la salida 140 a La Albatalía y Espinardo.

Paneles solares en la Ronda Oeste, a la altura de la salida 140 a La Albatalía y Espinardo. / Nuria García

Alejandro Lorente

Alejandro Lorente

El Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible ha puesto en marcha un proyecto piloto y pionero en la Ronda Oeste de Murcia para mejorar la eficiencia energética y reducir la huella de carbono en la Red de Carreteras del Estado (RCE).

El proyecto piloto consiste en la instalación de placas fotovoltaicas sobre las barreras acústicas que ya existen en la autovía A-30, Ronda Oeste de Murcia, en el ramal de incorporación del enlace 140 de La Albatalía. En concreto, se ha implantado un sistema fotovoltaico autónomo con baterías, que permitirá cubrir las necesidades de iluminación a cielo abierto. 

Según explican fuentes del Ministerio, la energía solar captada por esta instalación será transformada para su almacenamiento en baterías durante el día, para poder suministrar la energía suficiente a la iluminación exterior del enlace por la noche.

La utilización de las pantallas acústicas del enlace ha permitido reducir el coste de instalación de los paneles fotovoltaicos al no requerir de cimentaciones ni adecuación de terrenos para su instalación, explican estas fuentes estatales, que detallan que en total se han instalado 34 paneles de 660W, que son capaces de generar unos 23.000 kWh/año.

La energía eléctrica producida por los paneles solares se transporta a un local donde se transforma, mediante inversores fotovoltaicos, y se almacena en 12 baterías de litio de alta eficiencia, que permiten reservar energía eléctrica suficiente para alimentar las 15 farolas de alumbrado exterior del enlace durante dos noches. En estas farolas, se han sustituido las tradicionales cabezas de vapor de sodio por otras nuevas de tecnología led, altamente eficientes. 

El sistema garantizará un funcionamiento totalmente autónomo de la instalación, sin necesidad de acometida eléctrica de la compañía suministradora por lo que podría ser extrapolable a zonas donde no exista acometida eléctrica o esta resulte inviable en términos económicos.

Estas actuaciones, que han supuesto una inversión de algo más de 95.660 euros, permitirán a modo de prueba piloto, calibrar si este tipo de instalaciones se pueden extrapolar al resto de la red. 

Otra actuación se ha llevado a cabo en el Centro de Conservación y Explotación del sector Murcia-04 de la Red de Carreteras del Estado del Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible, situado en la avenida de Santa Catalina, donde se ha instalado una ampliación del sistema fotovoltaico, para modernizarlo y dotarlo de un punto recarga de vehículo eléctrico. Aquí, la actuación ha consistido en ampliar el número de módulos solares, que estarán alimentados por un nuevo inversor solar fotovoltaico híbrido al que se le acopla una batería de litio que permite su almacenamiento. 

Ampliación de la instalación fotovoltaica en el Centro de Conservación  de Santa Catalina.

Ampliación de la instalación fotovoltaica en el Centro de Conservación de Santa Catalina. / Nuria García

El sistema, además de satisfacer la demanda eléctrica del edificio, es capaz de almacenar el sobrante en la batería para que esté disponible para la carga de vehículos eléctricos.  

En este sentido, se ha instalado un punto de recarga semirrápida de 22 kW que permite la conexión de dos vehículos eléctricos de manera simultánea. De hecho, dentro de la flota adscrita al sector Murcia-04 se han sustituido dos vehículos diesel por dos híbridos enchufables que podrán cargarse gracias a la nueva instalación fotovoltaica puesta en marcha. 

Desde el Ministerio destacan que con estas actuaciones se contribuye a la reducción de la huella de carbono generada por las instalaciones y vehículos adscritos a la conservación y explotación de la Red de Carreteras del Estado.

No es la única inversión que se ha anunciado del Ministerio en las últimas semanas. El pasado 10 de junio se daba a conocer que el departamento que dirige el ministro Óscar Puente había licitado por 3,7 millones de euros las obras para el desarrollo del Plan de Acción contra el Ruido (PAR) en la Fase II, en la Región de Murcia, con la instalación de más de 1,2 kilómetros de pantallas acústicas en distintos tramos de las autovías A-7, CT-33 y MU-30 a su paso por Lorca, Cartagena, El Palmar y Murcia.

Estas actuaciones persiguen reducir los niveles de ruido procedente de estas autovías, para beneficiar a la población que se ve afectada.

Las pantallas acústicas proyectadas se ubican en zonas donde se precisan medidas correctoras de ruido por la presencia de zonas sensibles, como centros sanitarios, docentes o residenciales.

En el caso de la capital regional, los tramos en los que se colocarán estas barreras están en la MU-30 a la altura de la pedanía de El Palmar (298 metros y una altura de 4,5 metros), y en el tramo de la A7 a su paso por Murcia (una barrera de 112 metros y una altura de 2 metros y otra de 259,5 metros y una altura de 3 metros). 

Las pantallas acústicas proyectadas serán metálicas y estarán formadas, hasta llegar a la altura necesaria, por paneles de 0,50 metros de altura de acero galvanizado o aluminio multiperforado en la cara orientada al foco de ruido, con un espesor de 103 mm y rellenos de material compuesto por lana de roca con velo mineral fonoabsorbente.