Economía

Cirugía en los contratos de Murcia para reducir el agujero de 93 millones de euros

El PP logra abaratar el mantenimiento en instalaciones deportivas en 2,8 millones por año

Instalaciones del complejo deportivo José Barnés, recientemente renovado.

Instalaciones del complejo deportivo José Barnés, recientemente renovado. / Ayuntamiento de Murcia

Alejandro Lorente

Alejandro Lorente

La Junta de Gobierno aprobará este viernes la liquidación de las cuentas de 2023. Tal y como ya informó La Opinión, el balance de los gastos e ingresos deja un remanente de caja negativo de 93 millones de euros, según un informe de Intervención, aunque el equipo de Gobierno rebaja lo aprobado a 76 millones de euros, al no contemplarse la cuenta de acreedores por operaciones pendientes de aplicar al presupuesto. Una pesada losa que la Concejalía de Gestión Económica que dirige José Francisco Muñoz debe aligerar en este ejercicio. Para sanear este déficit, además de los 21 millones de euros del préstamo de legislatura, o el superávit de 10 millones de euros en las cuentas de 2024, el Ejecutivo de José Ballesta está trabajando para optimizar costes mediante la revisión de los todos los contratos.

En el marco de este proceso, el Ayuntamiento ha decidido paralizar aquellas licitaciones que iban a a suponer un encarecimiento, «con el objetivo evitar duplicidades e ineficiencias», señalan fuentes municipales.

La reorganización de contratos y funciones se traducirá, explican desde el Ayuntamiento, en un «importante ahorro» para las arcas municipales y en «una mejora» de los servicios municipales.

Un buen ejemplo de este plan de optimización lo podemos encontrar en la Concejalía de Deportes, donde se va a licitar un contrato de mantenimiento y limpieza de las instalaciones reduciendo su coste (con respecto a lo que estaba previsto) en cerca de 12 millones de euros en cuatro años, «sin menoscabo en la prestación de servicios», aseguran desde el Ejecutivo popular. Frente a los más de 10 millones de euros a cuatro años que el anterior equipo de Gobierno había licitado, se está ultimando un nuevo contrato por algo más de 7,1 millones de euros, lo que supondrá un ahorro de más de 2,8 millones de euros por cada uno de los cuatro años de vigencia del contrato.

Desde el departamento que dirige el edil José Francisco Muñoz explican que esta importante reducción de los costes se ha conseguido tras un minucioso trabajo de análisis, que permitirá prestar los mismos servicios, pero con una gestión de procesos «más eficiente» gracias a la incorporación, entre otras cosas, de elementos tecnológicos que han abaratado sustancialmente el costo. De momento, el Consistorio no se atreve a dar una cifra de ahorro tras la revisión de los contratos, pero teniendo en cuenta que hay 55 millones en licitación, a corto plazo se aspira a un ahorro del 20 por ciento.

Este ahorro directo en los contratos a revisar se verá complementado con otras medidas adicionales recogidas en los pliegos, que integrarán una valoración de las medidas de ahorro energético y de consumo de agua, lo que promoverá que la eficiencia económica venga acompañada de la medioambiental.

Los servicios que abarcan estos contratos de mantenimiento afectan a instalaciones deportivas tan importantes como el Palacio de los Deportes, el pabellón Príncipe de Asturias, las 14 piscinas municipales, el centro deportivo José Barnés, estadio Monte Romero, los polideportivos y los pabellones deportivos.

De forma paralela, se ha potenciado el uso de las nuevas tecnologías en cada uno de los contratos, «permitiendo así una mayor eficiencia de los servicios y una mayor accesibilidad y oportunidades para los usuarios», añaden estas fuentes.

Además de reexaminar el contrato de mantenimiento y limpieza de instalaciones deportivas, también se hará lo propio con otros que se encontraban en licitación o están próximos a su vencimiento y se van a renegociar los que estén en vigor.

«Gastar mejor»

Esta revisión de los contratos se encuentra enmarcada en el Plan de Medidas de Gestión Económica presentado por el concejal de Movilidad, y busca adaptar los contratos a la situación y necesidades reales del Consistorio.

«Lo que se busca en definitiva es garantizar una prestación óptima de los servicios públicos al tiempo que se pone coto al crecimiento insostenible del gasto del anterior equipo de Gobierno, que han situado al Ayuntamiento en una delicada posición económica, optando por ‘gastar mejor’ frente a la política de ‘gastar más’ llevada a cabo por los socialistas», señalan los populares.

Claves

Culpan del déficit a la gestión socialista

El Gobierno popular sostiene que el origen del agujero responde a la gestión económica del Gobierno socialista que provocó el desplome de los ingresos y el incremento desbocado de los gastos, entre otras cosas, por el incremento del capítulo de Personal.

Plan para sanear las cuentas en 2024

Para equilibrar las cuentas, el Ejecutivo está trabajando a varios niveles: préstamos para enjugar el remanente de caja negativo por valor de 21 millones, cuentas de 2024 con superávit (10 millones de euros) y revisión de todos los contratos para reducir costes.