Temporal

La crecida del río se traga la Sardina y los márgenes a su paso por Murcia

El acceso a la zona del Segura es difícil en la capital murciana

La sardina, bajo el agua, y los márgenes del río, inundados.

La sardina, bajo el agua, y los márgenes del río, inundados. / L.O.

Lola García

Lola García

Las tormentas que han azotado estos días la Región y, en especial, a la vega Media, han vuelto a dejar una imagen del río Segura a su paso por Murcia completamente anegando márgenes y sepultando en un mar de agua la icónica escultura de la Sardina, que fue colocada en su día entre el Puente Viejo y la pasarela Miguel Caballero.

Las lluvias y la crecida del cauce han borrado los dos lados del río que, habitualmente, son utilizados para hacer deporte o simplemente para pasaer por los murcianos. De momento el acceso a esa zona del Segura es difícil y la Policía Local se vio obligada el pasado miércoles a cortar los pasos establecidos por motivos de seguridad.

La crecida del Segura se ha dejado notar en distintos municipios de la Región y de Alicante, como en Orihuela, donde se pudo ver ayer incluso electrodomésticos bajando por el río hacia la desembocadura. Además de las lluvias, el río ha recibido agua del embalse de Ojós, cuyas compuertas fueron abiertas por parte de la Confederación Hidrográfica para aliviar la presión en esa zona. En Ceutí, el Gobierno local pidió precaución a los vecinos por la apertura de las puertas del citado embalse, que estuvo a punto de hacer saltar el río.

La crecida más espectacular que ha sufrido el río a su paso de Murcia data de 2019, cuando se produjo una DANA e incluso se prohibió a la población acercarse al Segura por temor a que se desbordara. De hecho, el agua saltó en distintos puntos del municipio causando destrozos en varias zonas. Se llegó a catalogar esa riada como la más catastrófico de los últimos 70 años por parte de los expertos.