Universidad

"La música es mi forma de expresarme, mi amiga y mi confidente"

"UMUrgentes fue el primer festival que apostó por mí, y siempre que participo de nuevo en él es como volver a casa", asegura

Alec López.

Alec López. / L.O.

Javier Vera

Javier Vera

Su envidiable juventud contrasta con una madurez que le ha valido hasta el momento, junto a un innegable talento, para comenzar a ganarse un hueco en el panorama musical, no solo de la Región de Murcia, sino también nacional, que observa y valora como merece la pasión se transforma en frescura sobre el escenario.

El mes pasado obtuvo junto a su banda el segundo premio en el VII Certamen Musical G-9. ¿Cómo se sienten tras este merecido reconocimiento?

Para un alumno de segundo año de carrera como yo, visitar el norte de España (Álava) y recibir un premio así supone una puesta en valor clara hacia nuestro trabajo y a las ganas de hacer cosas importantes en el ámbito musical. Siendo tan joven, me llena de satisfacción e ilusión ver cómo está siendo recibida mi música y nuestro proyecto. Además, este jueves tocamos en la Sala Mamba, y reconocimientos de este tipo nos hacen sentir que vamos por el buen camino.

¿De dónde le viene esta innegable pasión por la música?

En mi casa siempre ha habido música por todas partes. Recuerdo que mi abuelo se pasaba las tardes tocando el piano conmigo sobre sus piernas y, desde que tengo uso de razón, la música ha sido mi compañera durante toda mi vida. También me vienen a la mente esos viajes infinitos en coche, escuchando discos de Revolver, soñando con subirme a un escenario y hacer sentir a la gente todo eso que me recorría el cuerpo al darle al play.

Actualmente cursa estudios de Administración y Dirección de Empresas (ADE) en la Universidad de Murcia. ¿Resulta complicado compaginar la vida estudiantil con la artística?

Es agotador a veces, pero de alguna forma reconfortante. A día de hoy, estoy haciendo lo que me gusta, y eso hace feliz a cualquiera. Poder estudiar la carrera que más interés despierta en mí, compaginándola con mi pasión y sueño, es algo que pocos pueden disfrutar, y no podría estar más contento de estar viviendo esta etapa de mi vida. Soy consciente de que llegará el momento de tener que focalizarme en un camino, pero desde luego que no me quedaré con las ganas de haber disfrutado más de esta «doble vida». Me siento como el protagonista de esas películas en las que la estrella del pop sigue yendo al instituto.

¿Cuáles son sus principales influencias, y qué cree que puede aportar al panorama musical?

Soy un chico con gustos particulares, tengo que reconocerlo. Siempre he admirado a las grandes estrellas del pop internacional, como Justin Bieber y Shawn Mendes, pero me gusta construir mis canciones aportando detalles de proyectos R&B como Chase Atlantic, o grandes bandas internacionales como Arctic Monkeys. Soy un artista complicado, algo cabezón, y muy emocional. Me gusta mucho aportar diferentes texturas a las canciones con mi voz, experimentar con ella. Tengo muchas ganas de hacer algo importante en esta industria y, como suelo decir, no vengo a ser el príncipe azul de nadie.

¿Cómo catalogaría la escena musical en Murcia, y más concretamente en la UMU?

Murcia está dando bastante de qué hablar y se ha colocado en el foco musical de todo el panorama nacional. Es un gran momento para todo artista murciano, aunque es cuestión de visibilidad, porque el arte y el nivel han estado siempre presentes. Gracias a bandas como Arde Bogotá, la escena murciana se ha colado en los objetivos e intereses de mucha gente, y eso es algo que yo, como cantante, agradezco mucho.

También forma parte del proyecto UMUrgentes, el cual pretende dar al estudiantado universitario una oportunidad de demostrar su talento.

UMUrgentes fue el primer festival que apostó por mí, y siempre que participo de nuevo en él es como volver a casa. Hacen una labor importantísima de dar visibilidad a los proyectos musicales y artísticos más jóvenes de una forma excelente, y eso enriquece mucho la escena universitaria. La Universidad de Murcia ha visto desarrollarse en su seno agrandes artistas y bandas de la industria, y estoy seguro de que no es casualidad. Particularmente, me siento muy orgulloso de formar parte de una escena tan competitiva, relevante y carismática.

La música: ¿complementaria o imprescindible?

Desde luego, basándome en mi propia experiencia, no puedo responder de forma objetiva a la pregunta. La música ha sido mi forma de expresarme, mi amiga y mi confidente en muchas ocasiones a lo largo de mi vida. No solo intencionadamente, sino también en situaciones en las que ni siquiera lo buscaba.

La música es algo fundamental, tanto en nuestra educación como en nuestra vida privada, nos llena de vida y ganas de seguir caminando, y debemos darle el valor que se merece. Vivimos en una comunidad llena de música. Eso nos hace ricos en cultura y emoción, y creo que es algo de lo que sentirse realmente orgulloso.