Kiosco La Opinión de Murcia

La Opinión de Murcia

Energía

Proyecto para hacer instalaciones en 90 cubiertas en edificios de Murcia

El Ayuntamiento quiere reducir las emisiones contaminantes a la vez que se rebaja la factura eléctrica

Placas solares fotovoltaicas. EP

El Ayuntamiento de Murcia viene trabajando desde hace meses en un plan para lograr el autoconsumo en edificios municipales con la instalación de energía limpia, una forma de reducir las emisiones contaminantes a la vez que se rebaja la factura eléctrica.

El concejal de Urbanismo y Transición Ecológica, Andrés Guerrero, explica a esta Redacción que han estado estudiando las cubiertas que hay disponibles en aparcamientos, colegios y polígonos industriales para seguir ampliando las instalaciones solares que ya están funcionando en una veintena de edificios municipales.

Según el edil, han solicitado ayudas y «nos han concedido las necesarias para ampliar este proyecto a 90 cubiertas más». De ellas, 70 van a salir a licitación en los próximos días y las 20 restantes lo harán en 2023.

En el municipio de Murcia hay unas 500 cubiertas en edificios municipales, de las que unas 300 serían útiles. «El objetivo que nos hemos marcado es llegar a tener la mitad de las cubiertas disponibles (150) con instalaciones solares en este próximo año, lo que nos permitiría lograr un ahorro de unos 300.000 euros al año en energía.

El plan para la racionalización del gasto del Consistorio ha tenido en cuenta los informes de consumos de agua, gasóleo y electricidad segregados por edificios municipales para establecer acciones concretas que optimicen su uso y reduzcan los consumos.

Entre las medidas a poner en marcha en sistemas energéticos, destacan las instalaciones fotovoltaicas para autoconsumo en edificios municipales donde sea viable e instalaciones solares térmicas como apoyo a la preparación de ACS y sistemas de calefacción por agua caliente. También en las instalaciones LED con control telemático del alumbrado público se reducirá el flujo de funcionamiento del 100% de su potencia al 60% en las primeras horas y a partir de la medianoche, del 60% al 30%

Se plantea la reducción del 33% de los puntos de luz de pasillos y despachos de los edificios municipales, garantizando siempre las condiciones luminotécnicas para garantizar las condiciones de seguridad y salud de los centros de trabajo; el apagado del alumbrado de edificios públicos desde las 22 horas, que se encuentren desocupados a esta hora; la reducción del número de ascensores en uso, siempre que existan varios y se garantice la accesibilidad; y la racionalización de la climatización de los edificios municipales: temperatura de calefacción entre 19 y 21 grados y de refrigeración entre 26 y 27 grados.

Fuentes municipales recuerdan que una variación de 1ºC de la temperatura supone un ahorro/gasto en torno al 7% del consumo en climatización. Asimismo, en los edificios públicos municipales donde se dispone de telegestión la climatización se adecuará en función del gradiente de temperatura emitido por Aemet, estableciendo una temperatura límite garantizando una temperatura de confort óptima.

Se está trabajando también en la racionalización de los horarios de encendido y apagado de las instalaciones de climatización, ventilación, agua caliente sanitaria, iluminación, riego, fuentes y equipamiento ofimático, así como el resto de los equipos consumidores de energía.

Compartir el artículo

stats