Los usuarios de patinetes eléctricos podrán aparcarlos de manera gratuita en los seis aparcamientos disuasorios de Murcia, en los que se reservarán un total de 60 plazas, que se suman a las 96 que ya hay habilitadas también en esos espacios para bicicletas.

En concreto, estas plazas estarán repartidas en todos los aparcamientos gestionados por AparcaMurcia, que son los siguientes:

  • Cuartel de Artillería
  • Atocha
  • Fuenteblanca
  • Condomina
  • Ciudad de la Justicia
  • Arrixaca
  • Almirante Loaysa (a partir de noviembre)

Uno de los objetivos de esa medida es fomentar la intermodalidad, ha dicho la concejala de Movilidad Sostenible, Carmen Fructuoso, ya que favorecerá que los vecinos aparquen en estos disuasorios y accedan al centro de la ciudad con sus patines o bicicletas.

Las plazas habilitadas se ampliarán a partir del mes de noviembre, cuando está previsto que abra al público un nuevo aparcamiento disuasorio en la avenida Almirante Loaysa, junto a la parada del tranvía de Churra, que tendrá 150 plazas para coches, 16 para bicicletas y 10 para patines.

Actualmente los aparcamientos disuasorios de Atocha, Fuenteblanca, Arrixaca, Condomina y Justicia ofrecen un total de 861 plazas de aparcamiento a precios económicos (0,015 euros por minuto la primera hora y 0,50 euros por hora, a excepción del de Condomina cuya tarifa es de 0,024 euros por minuto y 1,40 euros por hora).

En cuanto al aparcamiento subterráneo del Cuartel de Artillería, ofrece 245 plazas de rotación y 306 residentes con tarifa de 0,02 euros por minuto y un máximo diario de 14,40 euros.

El Ayuntamiento está también trabajando en la creación de otras 3.000 plazas en aparcamientos disuasorios proyectados en la calle Miguel Vivancos, la avenida Región Murciana, la Ciudad de la Justicia, Espinardo, San Pío X y Barrio del Progreso