La imagen era bastante inusual: una cabra amarrada a una farola. Sin dueño a la vista. Es lo que vecinos de la localidad murciana de La Alberca se encontraban a primera hora de este jueves. Extrañados, llamaban a la Policía Local.

Sobre las siete y veinte de la mañana de este jueves, el animal de granja fue encontrado en la calle San Francisco Javier de La Alberca, sujeto por una cuerda a una farola. Quienes lo vieron llamaron a la Policía. 

Los municipales que se personaron en el lugar preguntaron a vecinos de la zona, para ver si sabían quién podría ser el dueño de la cabra. Y dieron con él. Un hombre que, según aseguró a los agentes, estaba buscándola. Dijo que se le había escapado y celebró haberla encontrado. Y se la llevó.

Lo que no se sabe es qué hacía la cabra en zona urbana o quién la ató a la farola, ya que el propietario asegura que él no ha sido.