Kiosco

La Opinión de Murcia

Política

El PP exige que los pedáneos de Murcia recuperen sus competencias

El Gobierno local anuncia un refuerzo de personal

Los cambios introducidos en el Reglamento de Participación Ciudadana, que restaron autonomía a las juntas vecinales para poder contratar pequeños arreglos, sigue siendo un quebradero de cabeza para las autoridades municipales.

El Grupo Popular en Murcia, que se refiere a esta modificación como la ‘ley antipedanías’, denuncia que desde su implantación se ha generado un bloqueo administrativo masivo en las juntas municipales, «que provoca que arreglos ordinarios y básicos en carreteras, colegios y jardines, entre otras infraestructuras, se acumulen por todo el municipio sin que el Gobierno de PSOE y Cs actúe», señalaron ayer fuentes populares.

Ante esta situación, la portavoz del PP, Rebeca Pérez, y el edil Marco Antonio Fernández han recordado que el PP propone una modificación urgente de los procesos de gestión «para que los pedáneos recuperen las competencias que el PSOE les arrebató y puedan volver a desarrollar los trabajos que realizaban».

Entre los ejemplos que los populares exponen por el bloqueo de la contratación en pedanías, destacan la falta de mantenimiento en carreteras, caminos, aceras y vías en Cabezo de Torres, El Esparragal, Torreagüera y Beniaján. Además, aseguran que solo en Monteagudo existen más de 50 baches que los socialistas tienen sin arreglar en puntos como el camino de la Almazara, la travesía Mundo Nuevo y los carriles Morales y Campillo. «En la Orilla del Azarbe, en la zona de El Raal, se derrumbó el cimbrado del Azarbe Mayor, mismo riesgo que existe en la pedanía de Santa Cruz, sin que el Ayuntamiento de Murcia haya actuado todavía pese a las insistentes quejas de los vecinos del entorno», lamentan desde el PP.

Según la portavoz del PP, Rebeca Pérez «las infraestructuras de nuestras pedanías se caen a pedazos porque nadie actúa para arreglarlas y mejorarlas, mientras los socialistas hacen recortes y ponen trabas burocráticas a la labor de las juntas municipales».

Refuerzo de personal

«Antes muchas de estas actuaciones se realizaban sin ninguna supervisión técnica y ahora sí, ¿qué significa esto?, pues que a lo mejor se tarda algún día más; siempre cuesta algo de trabajo adaptarse a los cambios», indica la concejala de Pedanías y barrios, Ainhoa Sánchez, que recuerda que se organizó una jornada de formación con los alcaldes pedáneos, en la que participaron las áreas de asesoría jurídica e Intervención. Para Sánchez, «al final son contratos y llevan un proceso, lo que pasa es que antes se funcionaba de una forma que provocaba, por ejemplo, que hubiera facturas a las que Intervención ponía pegas y no se podían pagar, o que sigan sin pagar».

En cualquier caso, la edil admite que falta personal para gestionar este proceso: «La Concejalía de Descentralización se ha reforzado y se va a reforzar en los próximos días, tanto en la parte de administración como en la parte técnica, y se está trabajando en otras vías para agilizar».

Compartir el artículo

stats