Kiosco

La Opinión de Murcia

Patrimonio

Impulsan una comisión para recuperar la Ermita del Salitre y pedir su declaración BIC

Las juntas de distrito Centro-Oeste y Norte piden al Ayuntamiento que inmatricule el edificio histórico del siglo XVI y elabore un proyecto de rehabilitación

La ermita se encuentra tapiada Israel Sánchez

Tapiada y en un estado de avanzado deterioro se encuentra la Ermita del Salitre de Murcia, la última que está en pie de las 28 ermitas que formaban los vía crucis de los Franciscanos y los Diegos.

Ante la situación en la que se encuentra y tras la reciente sentencia del TSJ de Murcia que hace unos días eximía al empresario Tomás Olivo, propietario de la Fábrica del Salitre, de responsabilidad sobre ella, las juntas de distrito Centro-Oeste y Norte se han unido para impulsar su protección, solicitando en un primer momento al Ayuntamiento la inmatriculación de la Ermita del Salitre, también conocida como Ermita de los Diegos, y constituyendo una mesa de expertos para decidir sus usos futuros.

Los presidentes de las juntas de distrito Centro-Oeste y Norte, Diego Avilés y Lola María Martínez, han dado a conocer este lunes la iniciativa, con la que pretenden crear una comisión de trabajo para poner en valor y decidir los usos de la Ermita del Salitre de Murcia.

Esta mesa estará integrada por una decena de técnicos y expertos en materias como historia del arte, patrimonio, arquitectura, historia y cultura popular murciana.

Además, la comisión iniciará los trámites para que el inmueble obtenga la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC).

En concreto, la comisión de trabajo estará integrada por los siguientes expertos: Cristina Gutiérrez-Cortines, catedrática en Historia del Arte; Álvaro Hernández, doctor en Historia del Arte y experto en patrimonio mobiliario; Tomás García, licenciado en Biblioteconomía y Documentación y experto en cultura popular murciana; Antonio Botías, Cronista Oficial de Murcia; José Alberto Fernández, doctor en Historia del Arte; José Cuesta, historiador del arte y exdirector de varios museos de Murcia; Lorenzo Tomás, arquitecto; Diego Avilés, presidente de la Junta de Distrito Centro-Oeste; y Lola María Martínez, presidenta de la Junta de Distrito Norte.

Avilés ha señalado que “el objetivo de esta comisión es sentar las bases y reunir ideas y propuestas acerca del uso que debe tener este inmueble. Queremos recuperar este emblemático edificio para los murcianos”.

Así se encuentra el interior de la Ermita Israel Sánchez

De forma complementaria a la labor que va a desarrollar esta comisión, el PP propone que el Ayuntamiento inmatricule la Ermita del Salitre para que sea de titularidad municipal y elabore un proyecto de rehabilitación integral para recuperar el edificio.

Además, los pedáneos del PP llevan meses trabajando con los Servicios Jurídicos, Patrimonio, Cultura y Disciplina Urbanística para avanzar en la protección del inmueble.

Lola María Martínez ha indicado que “desde las juntas municipales hemos trabajado de la mano de los servicios municipales para propiciar que la ermita se pueda recuperar y volver a poner en valor, ya que los vecinos nos piden que actuemos para frenar su deterioro”.

 

Única ermita que sigue en pie de las 28 que había en Murcia

La Ermita del Salitre cuenta con el grado de protección más alto que recoge el Plan Especial del Conjunto Histórico de Murcia. Se trata de la única ermita de vía crucis que pervive en Murcia de las 28 que llegó a tener la ciudad.

El edificio estuvo abierto hasta la década de los años 70 y representa una de las expresiones del barroco en Murcia. En su interior alberga pinturas del artista Muñoz Barberán firmadas en 1952, frescos que aún se pueden contemplar por las pequeñas aberturas que hay en el tapiado para que tenga ventilación.

La catedrática Cristina Gutiérrez-Cortines ha mostrado su malestar por el abandono de esta ermita del siglo XVI y crítica que “el planeamiento no tiene alma, se trabaja sobre el papel y no se tiene en cuenta su valor”.

Tras su construcción, fue restaurada y decorada en el siglo XVIII, pero dejó de tener actividad y se cerró en la década de los 70.

Compartir el artículo

stats