Kiosco

La Opinión de Murcia

Medio ambiente

Las expropiaciones del Reguerón dejan en el limbo las escombreras ilegales

La CHS limpia zonas de servidumbre en la Senda de Los Garres y traslada la información a la Policía para que abra una investigación

Pala excavadora que ha estado limpiando el camino de servidumbre del Reguerón. | CHS

Las escombreras ilegales se han convertido en algo habitual en las zonas de huerta del municipio de Murcia, donde quienes arrojan estos restos pasan desapercibidos de las miradas ciudadanas y del control de la Policía.

Las juntas municipales, como la de la pedanía de Los Garres, vienen denunciando desde hace años esta situación y tras varios escritos y mociones han logrado que desde la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) se limpien esta semana las zonas de servidumbre junto al Reguerón que dan acceso a este tipo de escombreras.

Sin embargo, los escombros no se han llegado a retirar del todo, ya que estos terrenos se encuentran en un limbo legal debido a los trámites de las expropiaciones para la autovía del Reguerón, que llevan años paralizados.

El organismo de cuenca ha retirado los escombros en el camino de servidumbre del Reguerón, en la pedanía murciana de Los Garres, y ha procedido al cierre del camino para evitar que se sigan realizando depósitos incontrolados.

La CHS sostiene que ha dado traslado de estas actuaciones al Ayuntamiento de Murcia, así como a la Policía Local, que se debe encargar de la vigilancia de este tipo de situaciones.

La junta municipal solicitaba la cesión del camino de servidumbre para hacer una vía verde

decoration

El presidente de la junta municipal de Los Garres, Antonio Ramírez, explica que «aunque esta no era la solución que buscábamos y que querían los vecinos, queremos agradecer a la Confederación Hidrográfica del Segura que nos haya escuchado y se hayan tomado cartas en el asunto para prevenir, al menos, que la escombrera ilegal siga creciendo».

Desde la pedanía se han presentado escritos, mociones y se han realizado gestiones para intentar solucionar este problema, «pero los terreros están en el limbo porque son los que están afectados por las expropiaciones del Reguerón. Los propietarios no se quieren hacer cargo de limpiarlos y el Ministerio tampoco porque aún no tiene la titularidad al encontrarse los trámites a medio», afirma Ramírez.

La junta municipal solicitaba la cesión del camino de servidumbre para aprovechar ese espacio junto al Reguerón para convertirlo en una vía verde, «pero el Ayuntamiento debía hacer un contrato de mantenimiento» y no ha sido posible.

Un millón de m3 de escombros

Según Antonio Ramírez, el Consistorio ha calculado que en estas escombreras ilegales hay en torno a un millón de metros cúbicos de escombros y si se hace de forma subsidiaria desde la Administración local el coste que debe asumir la Glorieta es demasiado elevado.

El pedáneo de Los Garres informa de que la Policía Local está investigando el origen de estos escombros y a las empresas que pueden estar implicadas en esta práctica ilegal.

De momento, la CHS ha instalado un quitamiedos de hormigón, así como unos postes para impedir el acceso de vehículos, ya que las cadenas que se colocaron han sido rotas en varias ocasiones por los delincuentes.

Compartir el artículo

stats