Aprovechar la tecnología y las nuevas plataformas de pago para facilitar a los ciudadanos ponerse al día con sus obligaciones tributarias es uno de los objetivos del nuevo supercontrato de recaudación que ha sacado a licitación el Ayuntamiento de Murcia con los votos del PSOE y la abstención de Cs.

El contrato, denominado ‘Servicio de colaboración y apoyo técnico y material a la aplicación de los tributos y otros ingresos municipales’, ha salido a concurso por 30 millones de euros con una vigencia de cuatro años (prorrogable un año) y las empresas que tengan intención de presentarse tienen de plazo hasta el 25 de enero.

En estos momentos, el servicio está en manos de la empresa Tribugest, cuyo contrato ha vencido ya, aunque el Ayuntamiento se ha visto obligado a alargarlo por determinados periodos. La caducidad de la última prolongación es en agosto de este año, una fecha para la que la Concejalía de Gestión Económica en manos del socialista Enrique Lorca, espera tener el concurso resuelto.

El pliego de condiciones aprobado cuenta con distintas novedades, que beneficiarán al usuario. Una de las más importantes es que se puntuará «la utilización de últimos y avanzados métodos tecnológicos de tipo informático o telemático», indica el documento expuesto por el Ayuntamiento para que se presenten las ofertas a la que ha tenido acceso esta Redacción. Una de las plataformas que el Consistorio quiere implantar es la de Bizum, un sistema seguro que cada vez utilizan más ciudadanos para hacer cualquier pago.

La aplicación de este método en los pagos tributarios no es nada nuevo, ya que ya hay consistorios que lo están aplicando, aseguraron las fuentes municipales consultadas. Salamanca o Álava son algunos de los de municipios de España que incorporaron esta tecnología a su servicio de gestión tributaria. También la Diputación de Alicante ha optado por este sistema desde finales del pasado año.

Así, la incorporación de esta plataforma en la recaudación del Ayuntamiento de Murcia es una de las aspiraciones del Gobierno local, que quiere «facilitar a los ciudadanos al máximo el pago de los tributos y esperamos que las empresas hagan propuestas con nuevos sistemas como Bizum», explicó el concejal de Gestión Económica, Enrique Lorca, quien recordó que en estos momentos «se puede pagar telemáticamente, con tarjeta e incluso con el teléfono móvil».

De hecho, los contribuyentes pueden realizar todos los trámites tributarios con el Ayuntamiento sin salir de casa desde finales de julio, cuando la Agencia Municipal Tributaria estrenó nueva web e implantó la Oficina Virtual Tributaria 3.0 con la que se han simplificado los trámites burocráticos y en la que se pueden hacer las mismas gestiones que en las oficinas físicas de recaudación del Consistorio. Entre las opciones que se incorporaron destacan la solicitud de certificados, fraccionamientos de pagos, planes personalizados, etc.

Por otro lado, otra de las novedades que conlleva el nuevo supercontrato licitado, uno de los más cuantiosos de la Administración local, es la puesta en marcha de nuevas oficinas permanentes de atención al público en zonas de Murcia o de pedanías que aún no disponen de ella.

En estos momentos en Murcia ciudad hay tres oficinas mientras que en pedanías hay varias ubicadas en distintos emplazamientos: El Palmar, Beniaján, Cabezo de Torres, Puente Tocinos, Guadalupe, Alquerías y Los Martínez del Puerto.

Las facilidades para ponerse al día aumentan los ingresos

A lo largo del 2021 ha continuado el incremento de la recaudación voluntaria de IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles), el tributo más importante del Ayuntamiento de Murcia, que le reporta unos ingresos de más de 110 millones. Esta subida con respecto al ejercicio anterior consolida el incremento de los últimos años y prácticamente se ha llegado a un máximo histórico del 92%, según consta en la memoria de la Agencia Municipal Tributaria.

Los buenos datos de la recaudación municipal se han basado en varios pilares fundamentales. Uno de ellos es las facilidades de pagos consolidándose los sistemas de pago domiciliado «a la carta» que anualmente ganan adeptos, hasta llegar a un incremento en el volumen de cobros gestionados por ese sistema de 13 puntos en los últimos cinco años. Este sistema permite al ciudadano adaptar el calendario de pago a su economía a lo largo de todo el año, sin intereses.

Igualmente, otro de los pilares fundamentales de la recaudación es el sistema de cobro domiciliado, que se consolida aún más llegando a incrementarse en 8,62 puntos desde 2016, y siendo la primera opción de cobro para los contribuyentes.

Se valorará planes de igualdad y conciliación


La formación es uno de los puntos fuertes del nuevo supercontrato para el servicio de recaudación tributaria del Ayuntamiento de Murcia. Así, en el pliego de condiciones se presta especial atención a la formación en igualdad que puedan presentar las empresas que quieran pujar en esta licitación, que recibirán puntos extra por esta materia, al igual que por el diseño y aplicación de medidas de conciliación entre la vida personal, laboral y familiar de los trabajadores que formen parte de la plantilla del servicio de recaudación con más de cien trabajadores.