El Ayuntamiento de Murcia tiene ya preparado un proyecto para la construcción de dos rotondas en Ronda Sur, en la confluencia con las avenidas Miguel Ángel Blanco y General Ortín, a la altura del Hospital Mesa del Castillo. El objetivo del Consistorio, además de aumentar el nivel de seguridad en este tramo y aliviar la congestión del tráfico, sobre todo en horas punta, es afrontar las necesidades que van a surgir con la nueva estación del AVE.

Según detallan fuentes municipales, están proyectadas dos rotondas partidas que permitirán la accesibilidad de la bolsa de edificación comprendida entre Ronda Sur y la conexión con la infraestructura ferroviaria. «De esta forma se permeabilizará la arteria Ronda Sur en el tramo comprendido entre la autovía A-30 y la carretera de Algezares, ya que actualmente solo existe un acceso correspondiente a la carretera de Patiño», explican. La intersección permitirá la movilidad de todos los flujos de trafico en cualquier dirección, autovía A-30, ciudad de Murcia o Costera Sur, entre otras.

Aunque se llegó a valorar otras posibilidades, teniendo en cuenta las diferencias de los flujos de tráfico que soporta Ronda Sur frente a las calles transversales, los técnicos de Fomento han optado por una solución partida en vez de glorieta.

La calzada anular estará constituida por tres 3 carriles de 4 metros de anchura que permitirán una óptima capacidad de almacenamiento en espera. Las isletas de regulación o medias lunas tendrán longitudes comprendidas entre 25 y 27,5 metros. Además, se dispondrá de instalación semafórica para regular todos los movimientos.

Fuentes de la Concejalía de Fomento calculan que las obras no superarán los 300.000 euros de inversión

«Es una obra que teníamos prevista con el fin de dar continuidad y salida a toda la zona de El Carmen; una vez que ya está prácticamente definido el soterramiento y la entrada de la nueva estación del AVE, es una respuesta a las necesidades que va a tener la zona en cuanto al tráfico», asegura el concejal de Fomento, Mario Gómez.

Además, destaca que la conexión de la rotonda en la confluencia con la avenida Miguel Ángel Blanco ahorrará a los que vayan al barrio del Carmen y a su estación tener que acceder rodeando por Ronda Sur. Por otra parte, Gómez sostiene que no se entiende que la otra salida, la de General Ortín, estuviera cerrada. «Es una avenida que da a Ronda Sur, muy cómoda, tanto para los que entran por la autovía como para los propios vecinos de la zona», explica el vicealcalde.

Gómez espera que los proyectos estén terminados a final de año, porque se empezó a trabajar en ellos hace poco más de un mes. Una vez que finalice el proyecto se sacará a licitación y se incluirá en los presupuestos de 2022.

Satisfacción vecinal

Este proyecto viene a satisfacer una de las demandas históricas de la Asociación de Vecinos de Ronda Sur. «Salir del barrio se ha convertido en una odisea, pues la única salida a Ronda Sur es por Miguel Ángel Blanco, donde confluyen Paseo Florencia, Calle Morera y resto de calles adyacentes. Hemos pedido en numerosas ocasiones la apertura de General Ortín a Ronda Sur», explican desde este colectivo.

Satisfacción vecinal por la materialización de una de sus principales demandas: «Salir del barrio es una odisea»

Fuentes municipales aseguran que es cuestión de días que salgan adelante los pliegos técnicos del contrato. Por otra parte, calculan que la inversión necesaria para hacerlo realidad no superará los 300.000 euros.

Los vecinos reclaman un instituto y el prometido pabellón de deportes

La satisfacción por ver cumplida una de sus principales demandas no frenará el resto de reivindicaciones de la Asociación de Vecinos de Ronda Sur. «Estábamos esperando que lo de la rotonda se materializara, pero quedan muchos asuntos importantes», señala el presidente de la Asociación de Vecinos de Ronda Sur, David Ruiz. 

Otras de sus reivindicaciones es la relativa al proyecto para levantar un pabellón de deportes en la zona, una propuesta que fue aprobada en el Pleno del Ayuntamiento en noviembre de 2019. «En su lugar seguimos teniendo un solar que usan los coches y cuando llueve se convierte en una piscina de agua, barro y mosquitos», explica el representante vecinal, que espera que ese proyecto también sea incluido en los Presupuestos de 2022. 

Otro proyecto que no puede esperar en un área que comprende a cerca de 10.000 vecinos es la construcción de un Instituto de Educación Secundaria. «No tiene sentido que no exista ningún instituto, así como tampoco un pabellón deportivo, al sur de las vías y que el más cercano sea el de Patiño; es algo inconcebible», asegura el presidente, que describe esta demanda como «una prioridad y una necesidad». 

Otras reclamaciones pasan por un mayor transporte público: «El Rayo 80 es claramente insuficiente»

La cuestión de los solares no se queda ahí. A finales de 2019, el Ayuntamiento de Murcia ofreció a la Comunidad dos solares en Santiago El Mayor para que se ubicara allí el Conservatorio de Danza. Se trata de dos parcelas de 24.000 y 27.000 metros cuadrados cada una de uso educativo. Desde entonces, la asociación no sabe nada. 

El transporte público es otra cuenta histórica pendiente del Consistorio para con este colectivo. «Seguimos con un Rayo 80», una línea urbana de titularidad municipal creada en 2020. Sin embargo, los vecinos advierten que este servicio, que circula entre Plaza Circular, Santiago el Mayor, y Ronda Sur, es «claramente insuficiente en horas punta». Admite el presidente que ha encontrado en el actual equipo de Gobierno una buena predisposición a hacerse cargo de todas sus peticiones.

Ante la inminencia en la elaboración de los próximos Presupuestos Municipales de 2022, el representante vecinal considera que «es un momento clave para hacer llegar nuestras reclamaciones a las administraciones públicas».