En un momento del debate sobre el Presupuesto Municipal, el primer teniente de alcalde y edil de Fomento, Mario Gómez, se encaró con el concejal del PP, Felipe Coello, y se dirigió a él llamándole ‘Doctor vacunas’. En ese momento, Coello se acercó al micro para exigir una rectificación inmediata por ese apelativo que él y toda su bancada consideró “un insulto”. Tras estas palabras, el Grupo Municipal Popular ha retirado las mociones que iba a presentar durante la sesión plenaria de octubre, quedando el debate aplazado. Por su parte, desde Ciudadanos aseguran que Felipe Coello ha llamado "golfo" a Gómez.

Según fuentes del PP, en lugar de centrar su discurso en el debate de los presupuestos, "Mario Gómez se ha dedicado a lanzar improperios, insultos y acusaciones personales contra el honor individual y colectivo del PP de Murcia"; que además de las referidas, incluyen:" banda criminal, caraduras, sinvergüenzas…”, sin que el alcalde socialista rechazara esta actitud impropia y agresiva".

Tras la trifulca, el alcalde de Murcia, José Antonio Serrano, dio a Coello la oportunidad de responder. “la Fiscalía Superior de la Región, ante una denuncia del partido Podemos, decidió archivar las diligencias informativas abiertas sobre mi persona sobre el tema de la vacunación”, explicó el edil, que recordó que es médico colegiado y que está autorizado por el servicio municipal para administrar la vacuna de la covid “y en aquellos momentos, faltaba personal”.

Mario Gómez llama 'Doctor vacunas' a Coello: así ha sido el tenso momento en el Pleno de Murcia PP de Murcia

Coello consideró “increíble” que el alcalde pueda permitir que alguien que gobierna con él “me falte al respeto de esta manera en el Pleno y que a mi Grupo Municipal lo llame ‘banda criminal`”. “Si usted no obliga a su compañero de Gobierno a rectificar o retirar sus palabras, yo por lo menos, no sé qué harán mis compañeros, me levanto y me voy del Pleno, porque no le aguanto un insulto más a este personaje”, dijo Coello en referencia a Mario Gómez, que no retiró ninguna de sus calificativos. Finalmente, tanto él, como el resto de ediles del PP se levantaron y abandonaron el Pleno.

Para el PP, lo sucedido en el Pleno de Murcia se contrapone con lo que ha ocurrido esta mañana durante la sesión plenaria de Cartagena, en la que su alcaldesa, Noelia Arroyo, ha irrumpido el Pleno después de que José López, portavoz de MC, se refiriera a ella con insultos como ‘golfa’. "En Murcia, José Antonio Serrano se ha convertido en el primer alcalde del Ayuntamiento que permite insultos, calumnias, injurias y faltas de respeto en el histórico salón de Pleno municipal", indican fuentes populares.

Incumple el Reglamento, según el PP

Con su actitud, explican desde el PP, el alcalde socialista de Murcia incumple el artículo 19 del Reglamento del Funcionamiento del Pleno, el cual establece que el alcalde tiene la obligación de dirigir el desarrollo de las sesiones, los tiempos y el orden de intervención de los debates, y establece que el presidente intervendrá y llamará al orden a aquellos que profieran palabras ofensivas o que se pronuncien con frases que atenten al prestigio de los organismos o las instituciones públicas, incluidos los representantes de la Corporación.