San Ginés ya tiene un nuevo templo para sus feligreses. Ayer fue inaugurada y bendecida la nueva iglesia de la localidad. «Había bastante expectación, los vecinos tenían muchas ganas; todos los pueblos tienen su iglesia y San Ginés no la tenía; aquí teníamos solo una pequeña ermita, pero que era totalmente insuficiente en cuanto a capacidad», explicaba ayer el alcalde pedáneo de la zona, Miguel Blas, que considera que durante la tarde noche de ayer se escribió un capítulo importante «de la pequeña historia de San Ginés». Para Blas, «ni todos los años ni en todas las décadas se inaugura una nueva iglesia, así que en cierta forma, entendemos que ha sido un día histórico para la pedanía». Las obras comenzaron en marzo de 2020, y la pandemia no ha evitado la buena macha de los trabajos financiados por el Obispado. «La iglesia se ha hecho de un tirón; ahora lo que necesitaremos es ayuda para poder pagar el préstamo», apuntó el pedáneo. A la inauguración, además del obispo, José Manuel Lorca Planes, acudió el alcalde de Murcia, José Antonio Serrano, y la edil de Pedanías, Ainhoa Sánchez.