La Región es un referente en el uso sostenible del agua. Al menos así lo cree la nueva directora gerente de Aguas de Murcia, Inmaculada Serrano. La exdirectora de Hidrogea está convencida de que los murcianos «conocen ese valor y lo llevan en su ADN», algo que entiende crucial para un territorio con estrés hídrico, «y además con fenómenos meteorológicos extremos como los que hemos vivido; hace unos días casi alcanzamos los 45 grados y en septiembre de 2019 sufrimos aquella desoladora DANA». Serrano cree por ello que la planificación de las infraestructuras hidráulicas debe ser una prioridad en Murcia.

¿Cómo se enteró de que querían que fuese la directora gerente de Aguas de Murcia?

Desde la empresa me piden que me haga cargo de Aguas de Murcia, que dicen que soy una candidata y lógicamente es el Consejo de Administración del día 30 de junio el que aprueba este nombramiento.

Imagino que lo bien que conoce la casa pesó en la decisión.

Eso creo, tengo ya más de 20 años de experiencia en el sector del agua; soy ingeniera de Caminos por la Universidad de Granada y empecé a trabajar en Emuasa en el año 1998. Allí trabajé cerca de 16 años donde desempeñé diferentes funciones hasta que en 2008 fui nombrada directora de Planificación y Obra. Fue una experiencia muy enriquecedora, durante esos seis años tuve la tuve la oportunidad de dirigir toda la actividad de la empresa relacionada con el desarrollo y mantenimiento de las infraestructuras e instalaciones hidráulicas que tenemos.

¿Qué le supone este regreso?

Un inmenso honor porque Aguas de Murcia es una empresa referente en el sector. Han pasado 20 años pero recuerdo como si fuera el primer día cuando entré en la empresa, directamente en el área técnica como ingeniera para hacer proyectos. Mi primer proyecto fue en la ETAP de La Contraparada. En seguida me sentí como una más del equipo, estuve rodeada de un equipo humano excepcional, que me guiaba con mucha paciencia y profesionalidad, sin dejar de lado un sentido del humor que agradecí en aquellos momentos. Aprendí de la mano de grandes profesionales lo que significa prestar un servicio esencial como es el agua.

¿Ha sido difícil la adaptación desde Hidrogea?

Todavía estoy en ello. Sólo llevo unos días. En Hidrogea he trabajado ocho años y eso me ha dado la oportunidad de conocer muy de cerca todas las necesidades hídricas de varios municipios.

El PP denunció que su nombramiento no fue motivado.

Esa parte la desconozco, son los consejeros los que proponen esto, los que al final toman esta decisión y al final, entiendo que se informó y se explicó. Creo que no debo pronunciarme porque no soy quien decide esto. Soy la gerente de la empresa de aguas, y tengo clarísima la vocación pública que se requiere para mejorar el servicio al ciudadano, y por eso voy a trabajar con todas las horas que tenga el día y a disposición de toda la ciudadanía y los consejeros.

¿Qué impronta personal querría dejar?

Lo tengo claro. El último Plan Estratégico tiene unas líneas maestras basadas en la sostenibilidad, en lo social (no dejar a nadie atrás), y en innovación y por supuesto digitalización. En ese sentido, me gustaría destacar varios aspectos como la búsqueda de nuevas vías de suministro y en avanzar en el ahorro de agua a través de la planificación de infraestructuras. Para conseguir este objetivo necesitamos una adecuada gestión del talento que va a ser clave para continuar con una transformación digital que haga de Emuasa un ejemplo de la gestión digital del ciclo integral del agua.

El día que se anunció su nombramiento se afirmó que las pedanías tendrían prioridad.

Actualmente está en marcha un plan de actuaciones con un importe de unos 21 millones de euros, de los cuales, el 70 por ciento del importe está dedicado a pedanías, y el resto a mejoras operativas.

¿Se van a realizar más análisis para detectar trazas de covid en las aguas residuales?

El proyecto de control de covid en la red de saneamiento es una solución muy innovadora para la vigilancia epidemiológica. Con él podemos cuantificar la presencia del virus y nos permite anticiparnos entre una semana y diez días a la tendencia que existe en la población. Es una herramienta más para las autoridades sanitarias. Vamos a retomar esas muestras, en breve, estamos ya en ello, viendo en qué colectores se va a hacer; se dejaron de tomar porque las trazas, prácticamente, habían desaparecido.

Esos monstruosos cúmulos de toallitas que sacan de los colectores llaman la atención.

Sí, es tremendo. Tenemos muchísimas iniciativas sobre este tema porque es una lacra. Claro que se pueden utilizar las toallitas pero no se deben verter al saneamiento.

Parece que nos cuesta tomar conciencia.

Vi en Twitter una mensaje en un imbornal que decía: ojo, el mar empieza aquí. En fin, hay que tener cuidado con esto.