El alcalde de Murcia, José Antonio Serrano, acompañado por el vicealcalde, Mario Gómez, y por la concejala de Movilidad Sostenible y Limpieza Viaria, Carmen Fructuoso, y el director gerente de Aguas de Murcia, Rafael Gómez, visitaron ayer por la tarde las obras del tanque de tormentas de la zona de las obras del soterramiento en Los Dolores que está ejecutando Aguas de Murcia, que entrará en funcionamiento a partir de la próxima primavera. Los trabajos, que finalizarán según las previsiones el próximo otoño y en los que se han invertido 2.574.878 euros, consisten en la ejecución de un tanque anti-DSU con forma rectangular, con un volumen de retención de 5.000 m3 y dimensiones aproximadas de 160 por 10 por 3 metros.

De esta forma se evitarán inundaciones en episodios de fuertes lluvias en la zona sur del municipio y se controlará la contaminación en caso de vertido a cauce público de las aguas pluviales funcionando como un tanque anticontaminación, recogiendo las primeras lluvias procedentes del arrastre del agua que serán sometidas al tratamiento habitual antes de salir de nuevo al cauce natural del río. Este tanque tiene forma alargada porque su traza coincide con la antigua plataforma ferroviaria, donde se construirá la continuación de la futura vía verde de Costera Sur y pedanías hasta el Puente del Camino de Tiñosa. Tiene asociado un aliviadero al Canal del Reguerón cuando se supere su capacidad de almacenamiento o nivel máximo de avenida.

La red de saneamiento, de forma ordinaria en tiempo seco, recoge las aguas residuales a través de los diferentes colectores, llegando a la EBAR Plan Sur, la cual eleva los caudales hasta otro colector de recepción que, a su vez, los transporta a la EDAR Murcia Este para su tratamiento.