El antiguo inmueble de la calle Trapería de Murcia que fue adquirido por la CAM poco antes de pasar a manos del Banco Sabadell alberga algunos de los pisos más caros que se están construyendo en la ciudad. Un millón de euros es el precio que pagarán los propietarios del ático con terraza del nuevo edificio situado junto a la Catedral, que fue vendido por el Sabadell al fondo Oaktree Capital Management.

El pasado mes de septiembre el banco catalán cerró con esta entidad la venta de su promotora SDIN Residencial, que ya había iniciado las obras un año antes.

Tras la operación esta promotora pasó a llamarse Culmia, que en este momento está comercializando más de 2.500 viviendas repartidas por toda España, además de una cartera de suelo de más de 2,4 millones de metros cuadrados edificables que permitirán levantar 15.000 viviendas.

El inmueble tendrá 11 viviendas de lujo distribuidas en cinco plantas, cuyos precios rondarán entre los 380.000 euros de la más barata y el millón de euros del ático más caro, según indicaron fuentes de Culmia.

Los pisos tendrán entre dos y cuatro dormitorios. Habrá tres áticos dúplex con terraza, un local comercial y 14 plazas de parking.

Dispondrán además de paneles solares para el suministro de agua caliente y una instalación domótica que permitirá la automatización de la iluminación y las persianas.

Solar situado entre Alfonso X y la calle Lepanto, preparado para edificar. | JUAN CARLOS CAVAL

El Banco Sabadell había ido aplazando la construcción a la espera de que pasara la crisis y se recuperara la demanda de este tipo de viviendas tan exclusivas. Hace un par de años empezó la obra, que a finales de 2019 sufrió un parón a causa de la aparición de restos arqueológicos.

El inmueble había sido adquirido por la CAM varios años antes de pasar a manos del banco catalán con el propósito de construir una nueva sede para sus servicios centrales. Sin embargo, los planes de inversión quedaron truncados por la crisis y la intervención de la caja por el Banco de España.

La nueva construcción deberá conservar la fachada principal del edificio, que está protegida, al tratarse de un inmueble situado dentro del casco histórico, y la sillería de piedra.

Pero el edificio situado entre las calles Trapería y González Adalid no es el único en el que los pisos rondarán el millón de euros.

La Casa Cerdá de la plaza Santo Domingo también albergará viviendas de lujo.

También las viviendas de la Casa Cerdá de la plaza Santo Domingo, que fue adquirida por la empresa de Alhama El Ciruelo a Tritinario Casanova, presidente del Grupo Baraka, pueden alcanzar precios de siete cifras.

Aunque los nuevos propietarios no han precisado la cotización de estas viviendas, el emblemático inmueble blanco coronado por un templete con una cúpula, que ha sido considerado un icono de la arquitectura murciana desde su construcción, albergará igualmente viviendas de lujo, que pueden llegar a alcanzar los 250 metros cuadrados.

La Casa Cerdá fue construida entre 1934 y 1936 por el arquitecto José Antonio Rodríguez, por encargo de Joaquín Cerdá.

Según apuntaron fuentes de Claver Arquitectos, la firma encargada de la remodelación, el inmueble de Santo Domingo es obra del mismo arquitecto que proyectó la Casa Guillamón, que se encuentra situada en la calle Frenería, junto al Ayuntamiento.

En ambos casos, los propietarios encargaron el proyecto para alojar a sus respectivas familias. El resto de los pisos se destinaba al alquiler.

La Casa Cerdá tiene siete plantas, seis de las cuales se destinarán a la construcción de viviendas. Con una superficie de 499 metros cuadrados por planta, originalmente alojaba cinco pisos cada una, pero ahora habrá entre dos y cuatro viviendas, por lo que tendrán unas dimensiones bastante considerables. También dispondrá de un ático con una cotización muy sustanciosa.

Las obras de remodelación no podrán alterar la fachada, dado que se trata de un edificio catalogado. Fuentes de Claver Arquitectos aseguran que «el edificio está razonablemente bien» a pesar del tiempo, aunque también se ha reforzado la estructura.

La recuperación del mercado inmobiliario de lujo en la ciudad de Murcia también ha animado a los propietarios del antiguo edificio situado en la esquina del Paseo Alfonso X y la calle Lepanto, junto a la sede de la Seguridad Social, a poner en marcha una promoción de viviendas. El viejo edificio ha sido demolido, dejando paso a un solar de grandes dimensiones listo para construir.