En un encuentro celebrado en el Vaticano, Su Santidad el Papa Francisco y el presidente de la Universidad Católica de Murcia (UCAM), José Luis Mendoza, han conversado sobre la importancia del deporte por los valores que atesora y el papel relevante de los deportistas como difusores de los mismos, al ser ejemplos seguidos por toda la sociedad y tener especial influencia en los jóvenes.

En el encuentro, han hablado de la relevancia internacional que la UCAM tiene en la promoción del deporte y de la trayectoria de sus diferentes equipos y deportistas olímpicos, informaron fuentes de la institución docente en un comunicado.

Además, el Papa ha dado su apoyo expreso al proyecto del Comité Olímpico Español, en colaboración con la UCAM, con el que se quiere promover el deporte entre los refugiados de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), con instalaciones deportivas y técnicos.

Mendoza obsequió al Papa Francisco con una camiseta del UCAM Murcia Club de Baloncesto y otra del UCAM Murcia Club de Fútbol, y éste además firmó una camiseta de cada equipo, que su presidente ha traído a Murcia y ha ofrecido a los clubes y sus aficionados.

Para el Papa Francisco, "es importante llevar, comunicar esta alegría que transmite el deporte, que no es otra que descubrir las potencialidades de la persona, que nos llaman a desvelar la belleza de la creación y del propio ser humano, puesto que está hecho a imagen y semejanza de Dios".

Con motivo de la publicación del documento 'Dar lo mejor de uno mismo', sobre la perspectiva cristiana del deporte y la persona humana, elaborado por el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, el Papa Francisco escribió un mensaje en el que resaltaba el papel de la Iglesia en este campo.

En este mensaje, el Sumo Pontífice afirmaba que "el deporte es una riquísima fuente de valores y virtudes que nos ayudan a mejorar como personas", de ahí que anime a "que los que forman parte del mundo del deporte sean un ejemplo en virtudes como la generosidad, la humildad, el sacrificio, la constancia y la alegría".