Los populares del Ayuntamiento han salido hoy en tromba a defender la gestión urbanística en torno a los convenios de la zona norte, que ya cuentan con la primera sentencia que anula uno de los acuerdos suscritos y que obligará al Ayuntamiento a devolver a uno de los promotores 29 millones.

La portavoz del PP, Rebeca Pérez, ha acusado al nuevo gobierno de hacer oposición de la oposición y de defender los intereses de promotores privados en vez de el interés general. "Sin proyecto, sin ideas, sin iniciativa. Sólo les interesa hacer oposición de la oposición", ha indicado. Por su parte el que fuera concejal de Urbanismo Antonio Navarro Corchón, ahora en la oposicion, precisó que cuando el ostentaba esas competencias se negoció con los promotores una rebaja del 50 de la edificabilidad para desastascar esos acuerdos y rebajar también las infraestructuras públicas que había que hacer.

Según el edil popular, el concejal de Fomento y vicealcalde actual, Mario Gómez, conocía "este modo de trabajar". Ha reiterado que el Gobierno local lo que tiene que hacer es "defender el interés general y no los particulares" en referencia a promotoras que firmaron convenios y que están en concurso de acreedores. 

Mientras, Eduardo Martínez Oliva, que fue concejal de Economía, ha indicado que "PSOE y CS llevan un mes y medio escaso en el gobierno y solo hemos oído lamentos. Que se hubieran quedado quietos para esto. Ésta es la vida municipal, haber frente a situaciones complicadas. Nosotros lo habríamos asumido".

Ha añadido que el nuevo Gobierno tiene 120 millones sin tocar para inversiones, 41 millones en caja para hacer frente a incidencias. Martínez Oliva arremetió contra Mario Gómez y le ha acusado de no haber hecho "ni un puñetero proyecto" en dos años. Díganme que proyecto propio ha hecho, que no haya sido heredado"

Gómez responde: Fomento "solo verifica y ejecuta"

 El concejal de Fomento y vicealcalde ha respondido a los populares y ha afirmado que solo hubo una reunión en 2019 sobre los convenios firmados en la zona norte y sobre la modificación del Plan Especial de Infraestructuras, cuya anulación en 2016 ha sido crucial para la primera condena al Ayuntamiento que obliga a pagar 20 millones a la sociedad Mamusa. "Desde esa reunión no se ha hecho nada en Urbanismo, un departamento que llevaba el PP y que tiene las competencias para modificar el Plan General de Ordenación Urbana y reducir su edificabilidad", ha dicho Mario Gómez, quien ha añadido que Fomento, la concejalía que él llevaba y que sigue ostentando ni diseña "solo verifica y ejecuta".

El vicealcalde también ha contestado a Eduardo Martínez Oliva y ha explicado que con el Gobierno local de los populares "existía un bloqueo sistemático durante dos años. Además de la corrupción amparada por ellos, no nos daba  personal para hacer nuestro trabajo y que el que nos daban, luego se lo llevaban". Sobre que no ha realizado proyectos, el edil de Fomento ha indicado que hecho o iniciado bastantes tales como el aparcamiento disuasorio de la Alberca, los arreglos del Polígono Industrial Oeste, la eliminación del subterráneo de Beniaján, la rotonda de la base aérea, eliminación de las torres de Iberdrola en El Puntal, la rotonda de Espinardo, la costera de la Alberca, el vial para peatonalizar los alrededores de la rueda de la Ñora, la reforma del centro médico de Churra y el nuevo vial de Rincón de Beniscornia. Ha concluido diciendo: "Que no se preocupe el PP que ahora hay un gobierno sin egos personales".