El baile de jefes de servicio ha comenzado en el Ayuntamiento un mes y medio después de que tomara posesión el nuevo Gobierno encabezado por el socialista José Antonio Serrano y apoyado por el naranja Mario Gómez, vicealcalde y concejal de Fomento. En esta primera purga han caído Rafael Bernal, el empleado municipal que denunció a Gómez por acoso (la demanda fue archivada por infundada y carente de hechos), y Miguel Cano, altos funcionarios que llevaban lustros en cargos de confianza en distintos servicios municipales.

La destitución de Bernal, ingeniero técnico industrial, como jefe de servicio de Comunicaciones, puesto al que fue trasladado en octubre pasado por mandato de los populares tras abandonar el departamento de Servicios Generales, fue aprobado en junta de gobierno el 7 de mayo, en una de las primeras decisiones adoptadas por el nuevo Gobierno local sobre cuestiones que afectan a funcionarios del Ayuntamiento de Murcia.

A partir de esa fecha, este empleado público se ha integrado en la plantilla del departamento de Ingeniería Industrial (antiguamente Servicios Industriales), que depende de Mario Gómez, concejal contra el que precisamente interpuso la denuncia, lo que motivó su salida de Servicio Generales, adscrito a la concejalía de Fomento.

También se integrará en Ingeniería Industrial Miguel Cano, otro histórico en las jefaturas de servicio, al igual que el anterior y que, como Bernal, también ha ostentado puestos de libre designación en gobiernos anteriores del PSOE y del PP. Sin embargo, en esta nueva etapa el Gobierno de coalición ha decidido cesarlo, una propuesta que será aprobada hoy en Junta de Gobierno.

Cano, que iba a retirarse en nueve meses tras pedir una prórroga en la edad de jubilación, era hasta ahora jefe de servicio de Limpieza Viaria del Ayuntamiento y como tal era el encargado de supervisar el megacontrato de las basuras, que supone un gasto anual para las arcas públicas de más de 50 millones anuales. Este ingeniero industrial lleva trabajando en la Administración local 38 años.

Fuentes municipales indicaron a esta Redacción que estos cambios obedecen a la necesidad de relanzar distintos servicios municipales y obtener mayor eficacia de los recursos destinados a atender a los ciudadanos. Las mismas fuentes precisaron que no son las únicas novedades que se van a producir dentro de las jefaturas de servicio y que se están preparando para próximas semanas otros relevos en puestos que son de libre designación y que pueden ser cambiados cuando el Gobierno local lo considere.