Durante la tarde de ayer se realizó una fiesta ilegal en la discoteca Teatre de Murcia, según confirman fuentes policiales, en la que "gente del sector de la hostelería" celebraban el fin del estado de alarma y que contó con la asistencia de algunos jugadores del recién descendido Real Murcia, algo que ha sido muy criticado por parte de la afición en redes, tras la polémica en torno a Palazón y su viaje a la playa con otros miembros de la plantilla.

La Policía Local de Murcia intervino y desalojó a los asistentes a la fiesta, puesto en la discoteca se incumplían los aforos exigidos según la normativa Covid. Fuentes cercanas al caso confirman que no se denunció a ninguna persona en concreto, ya que estaban "sentados y con mascarilla" cuando los agentes entraron.

Sí que se formuló una denuncia a la dueña del local por exceso de aforo. Los jugadores que estaban presentes en la fiesta, según la fotografía difundida por Twitter, son, Adrián Fuentes, David Segura, Alberto Toril, Miguel Muñoz y Marcos Méndez.