Una movilización convocada en la puerta del Thader, ayer por la mañana, fue el inicio de las protestas, que culminarán, si no cambian las cosas, con un paro de 24 horas el próximo 21 de mayo, 48 horas antes del fin de la negociación del «ERE salvaje, injusto y desproporcionado».

Los empleados de H&M en la capital murciana salieron ayer a la calle para clamar por el ERE que dejará en el paro a una treintena de ellas.