02 de enero de 2021
02.01.2021
La Opinión de Murcia
Economía

La Comunidad y el SMS deben al Ayuntamiento casi un millón de euros en IBI

El edil de Gestión Económica asegura que son "cifras habituales" y el consejero de Hacienda afirma que "se ha tramitado el pago de 13,7 millones"

01.01.2021 | 22:00
La Comunidad y el SMS deben al Ayuntamiento casi un millón de euros en IBI

La Comunidad Autónoma y el Servicio Murciano de Salud (SMS) tienen pendiente el pago al Ayuntamiento de Murcia de cerca de un millón de euros por el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI). Así se desprende de un informe, fechado el 24 de noviembre de 2020, que fue remitido como respuesta a una demanda formulada por Carmen Fructuoso, concejala encargada del seguimiento de las áreas de Gestión Económica, Hacienda, Promoción Económica, Empleo y Juventud.

En el informe, al que ha tenido acceso LA OPINIÓN, se indica que la Comunidad Autónoma debe al Consistorio capitalino un total de 881.480 euros por impagos en materia de este impuesto de tres años no consecutivos: 2016, 2018 y 2019. La deuda del año 2016 es la más alta, alcanzando los 767.606 euros; a esa cifra se suman los 103.599 de 2018 y 10.274 del año pasado.

El SMS, por su parte, acumula una deuda de 88.064 euros correspondientes a pagos pendientes de 2017 (984 euros), de 2016 (9.252 euros) y de ejercicios anteriores.

«Es curioso cómo el alcalde y su equipo buscan cualquier excusa para arremeter y exigir al Gobierno central y, sin embargo, dejan pasar un año tras otro sin cobrarse la deuda arrastrada por la Comunidad Autónoma, a la que se le perdona todo sin justificación alguna y solo porque son compañeros de partido, pero quien paga las consecuencias de esta decisión son todos los vecinos y vecinas de Murcia», ha criticado Carmen Fructuoso.

La concejala remarca que «no estamos para tirar cohetes» y considera que «en un año de pandemia, que ha dejado a tantas familias sin recursos, no se debería renunciar gratuitamente a nada, menos aún a lo que es nuestro por derecho».

El consejero de Presidencia y Hacienda de la Región, Javier Celdrán, ha explicado a esta Redacción que «en el contexto de la crisis económica del año 2008 se produjeron retrasos en el pago de algunos IBI. En el año 2016 se puso en marcha un plan extraordinario por el que se centralizaba el pago de este impuesto a través de la consejería competente en materia de Hacienda y se establecía una planificación de los pagos».

Celdrán ha asegurado a LA OPINIÓN que «en el periodo 2016-2020 se ha tramitado el pago de 13,7 millones de euros al Ayuntamiento de Murcia, y la cantidad pendiente se encuentra en proceso de pago o en estudio para proceder a efectuar el pago en breve».

Por su parte, el concejal de Seguridad Ciudadana y Gestión Económica del Ayuntamiento de Murcia, Eduardo Martínez-Oliva, asegura respecto a estas deudas que «se trata de las cifras habituales que hay siempre», y remarca que si son o no elevadas «es porque son muchos los bienes que tienen».

«Yo como responsable lo que hago es que se intente cobrar lo antes posible, y, si no pagan, que lo hagan con recargo», explica el edil, quien además defiende que estas deudas «ya están en proceso de cobro», aunque «muchas de esas deudas se cobran con compensaciones», declara.

La Tesorería General de la Seguridad Social de Murcia también tiene pendiente el pago de 2.356 euros en IBI, y entre todas las administraciones, regionales y nacionales, le deben al Consistorio capitalino más de 1.232.000 euros en IBI.

«Se trata de relaciones normales entre administraciones», relata Martínez-Oliva, quien insiste en que «esto está fuera de las directrices de carácter político. Aquí se siguen los mecanismos establecidos en la ley para el cobro de deudas, ya sean administraciones públicas, empresas o particulares. Y de eso se ocupa la Agencia Municipal Tributaria».

«Los procedimientos de cobro se llevan a cabo exactamente igual que si fuera cualquier particular. No hay miramientos en absoluto a una administración con respecto a un particular», remarca el concejal de Seguridad Ciudadana y Gestión Económica del Ayuntamiento de Murcia.

Una opinión que no comparte Carmen Fructuoso, quien considera que «no es justo que mientras empresarios y particulares paguen religiosamente sus impuestos, a veces, sacrificando otras necesidades, tengamos la manga tan ancha con la Comunidad».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook