21 de diciembre de 2020
21.12.2020
La Opinión de Murcia
Seguridad

Dos ladrones lanzan una pata de cabra a los agentes para intentar escapar

Los jóvenes de 18 y 20 fueron sorprendidos en el robo de una farmacia en Murcia

21.12.2020 | 10:14
Dos ladrones lanzan una ventana de aluminio a los policías para evitar ser arrestados por la policía

La Policía Nacional ha detenido en Murcia a dos jóvenes, de 18 y 20 años de edad, acusados de varias tentativas de robo con fuerza en varios locales y que, tras verse sorprendidos forzando la puerta de una farmacia, lanzaron a los agentes varios objetos, entre ellos una ventana de aluminio y una pata de cabra, para intentar evitar su arresto.

Fuentes policiales señalaron que los hechos ocurrieron el pasado 12 de diciembre, cuando un vecino fue testigo de los hechos y llamó a la Sala Operativa del 091 informando de dónde y cómo estas personas estaban intentando llevar a cabo los robos. Esta información fue esencial para establecer un rápido dispositivo policial, cercando las posibles direcciones de huida, en el que participaron tres vehículos patrulla del Grupo de Atención al Ciudadano, cuyos primeros agentes sorprendieron a los dos jóvenes forzando la persiana de una farmacia.
    
En ese momento comenzó una persecución a pie por el Polígono de la Paz que culminó en un bloque de viviendas. Los agentes no perdieron en ningún momento de vista a estas personas, quienes para evitar ser detenidas lanzaron multitud de objetos sobre los agentes, entre ellos una pata de cabra, probablemente la misma con la que fueron sorprendidos intentado perpetrar uno de los robos.

Además, los hombres les lanzaron también una ventana de aluminio que encontraron a su paso y un bote de pintura que manchó por completo la uniformidad de uno de los policías. La Policía Nacional siguió a estas personas hasta un domicilio en donde los jóvenes entraron y les cerraron la puerta. Desde el exterior escuchaban a una mujer que recriminaba a los jóvenes el haber entrado al domicilio de esa manera y que abrió la puerta voluntariamente a los agentes y les permitió su acceso, localizando a los perseguidos en su interior y procediendo a su detención.
    
Cuando la patrulla localizó a los arrestados, los jóvenes se habían deshecho de la ropa que llevaban durante la huida, pero no les dio tiempo a esconderla, estaba toda encima de un sofá. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook