22 de noviembre de 2020
22.11.2020
La Opinión de Murcia
Social

Millón y medio para que los más vulnerables no caigan en el olvido en Murcia

El Ayuntamiento ha destinado en el último año esta cantidad de dinero a más de 120 entidades y asociaciones del tercer sector para que puedan seguir llevando a cabo sus proyectos sociales

21.11.2020 | 20:39
Millón y medio para que los más vulnerables no caigan en el olvido en Murcia

Más de 120 asociaciones y entidades sociales podrán llevar a cabo casi un centenar de proyectos de ayuda y apoyo a los colectivos más vulnerables. El Ayuntamiento de Murcia, a través de la Concejalía de Derechos Sociales y Familia, ha destinado en el último año una partida de millón y medio de euros para dotar a estas asociaciones del tercer sector con distintas subvenciones para que puedan llevar a cabo acciones e iniciativas de índole social.

Entre las vías de financiación principales destacan las destinadas a los 27 centros de la mujer del municipio de Murcia, que recibieron una inyección de 120.740 euros para el desarrollo de su proyecto anual de actividades, con el que fomentan la formación y el desarrollo de las mujeres participantes en los talleres que llevan a cabo. Por su parte, Cáritas Diocesana recibió un fondo de 225.000 euros para la organización y desarrollo de distintas actuaciones orientadas a combatir la pobreza y la exclusión social en el municipio de Murcia.

Además, este año, con motivo de la crisis sociosanitaria originada por la expansión de la covid-19, la «estrecha colaboración» mantenida entre Cáritas y el Ayuntamiento ha permitido que más de 20.000 personas reciban atención social y que se hayan repartido productos de primera necesidad por valor de 900.000 euros.

Desde la Concejalía que dirige Pilar Torres indican que esta inversión es «un ejemplo de la estrecha colaboración que el equipo de Gobierno mantiene con las entidades del tercer sector». En este sentido, la edil explica que «en el Área de Servicios Sociales no se habla de nada más que de personas, pero lo que buscamos es mantener una conversación fluida con las entidades que centran sus esfuerzos del día a día en ayudar a los más vulnerables. Desde el equipo de Gobierno contribuimos a que tengan financiación para el desarrollo de proyectos que suponen una esperanza para los que más lo necesitan». Así, la subvención municipal contribuye a la importante labor que Caritas desarrolla a través de los 60 puntos de atención que tiene repartidos por todo el municipio.

Dentro del plan social que diseñó el equipo de Gobierno para hacer frente a los efectos sociales de la pandemia, Cáritas, Cruz Roja y el Banco de Alimentos del Segura recibieron una financiación extraordinaria de 750.000 euros que, entre otros proyectos de apoyo y ayuda social, permitió el refuerzo de una red de reparto de alimentos que atiende a 2.016 personas pertenecientes a 686 familias distintas. De ellas, más de 600 personas son menores.

Esta red abarca a la totalidad del municipio. La coordinación de las entidades sociales permitió que el servicio se ampliara a pedanías en las que no estaba presente, como Corvera, Sucina, Valladolises, Rincón de Seca y Cañadas de San Pedro. En esta labor los voluntarios de Cruz Roja realizaron un trabajo vital para que los alimentos llegaran hasta el último rincón del municipio.

Dentro de otro ámbito, el Ayuntamiento también ha promovido el desarrollo de proyectos que favorecen tanto la acogida como la integración y la atención de inmigrantes convalecientes. Para este cometido se aprobó una subvención por valor de 100.000 euros en favor de la Asociación Murcia Acoge. De igual manera, el Consistorio ha dotado en los últimos meses con una subvención de 80.000 euros a la Fundación Red de Apoyo a la Integración Sociolaboral (RAIS) para mantener el Centro de Baja Exigencia para Personas Sin Hogar que presta atención a 25 personas que se encuentran en situación de exclusión social severa.

Este programa tiene como objetivo prioritario contribuir a la mejora de la calidad de vida de estas personas, que padecen un alto nivel de deterioro y un nivel bajo de acceso a los recursos. Con este proyecto se pretende invertir la situación mediante un programa de atención a necesidades básicas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook