16 de noviembre de 2020
16.11.2020
La Opinión de Murcia
Salud

El Morales, pionero en extraer piedras grandes del colédoco sin cirugía

El equipo de Aparato Digestivo del centro hospitalario utiliza una nueva técnica que permite dar el alta al paciente a las pocas horas sin operación

15.11.2020 | 21:39
Trabajadores del equipo de Aparato Digestivo del HospitalMorales Meseguer.

Extraer grandes piedras del colédoco o cálculos biliares de un tamaño considerable sin la necesidad de someterse a una intervención quirúrgica. El equipo de Aparato Digestivo del Hospital Morales ha logrado llevar a cabo esta acción y ser el primer centro hospitalario de la Región en conseguirla a través de la litotricia electrohidráulica, una nueva técnica que permite resolver la litiasis biliar de gran tamaño no extraíble sin el uso de cirugía y permitiendo darle el alta al paciente en unas pocas horas o en un par de días.

El doctor Enrique Pérez Cuadrado, jefe de Digestivo en el hospital murciano, señala a LA OPINIÓN que se trata de una nueva técnica que, por el momento, va a ser utilizada en casos concretos, como en pacientes mayores o con distintas patologías que no se pueden operar con una «cirugía agresiva», ya que «se tiene que abrir el abdomen», por lo que los pacientes pueden tener «muchas complicaciones debido a la propia naturaleza de la técnica quirúrgica».

Para el sanitario experto en el aparato digestivo, es un nuevo método «relativamente sencillo», ya que se realiza por medio de una endoscopia, pero con un dispositivo muy sofisticado: el Spy Glass, un endoscopio introducido de otro que se introduce en el interior de la vía biliar.

Una vez dentro, ofrece una visualización de gran calidad de las vías biliares y pancreáticas, por lo que permite que la energía electrohidráulica que va a destruir y pulverizar el cálculo fragmente el cálculo biliar o la piedra en trozos pequeños que se pueden extraer después con mucha más facilidad.

La primera intervención que realizaron los profesionales del Aparato Digestivo del Morales Meseguer fue a un hombre de 80 años que hace unos meses fue ingresado por una infección de la vía biliar, «llena de pus». Mediante el proceso de endoscopia convencional le dejaron una prótesis plástica -un tubo dentro de la vía biliar-. Pero al no poder quitarle la gran piedra a través del método tradicional, ingresó y al día siguiente se fue de alta. Además, el doctor Pérez señala que los plazos de ingreso y recuperación se acortan considerablemente: «El plazo medio de ingreso con cirugía abierta es de unos diez días», y, aunque esta nueva técnica tiene un coste económico bastante alto, «merece la pena», ya que las estancias e ingreso en un centro hospitalario también suponen un importante gasto.

«No es el material solo lo que cuenta, sino también los días que un paciente permanece ingresado durante su recuperación. La balanza, de este modo, se decanta a favor de un método tan poco invasivo como éste y que ayuda a que el paciente esté muy pocos días ingresado». Otro de los principales beneficios de la litotricia electrohidráulica es que las posibles complicaciones se reducen de forma importante, y, en caso de que aparezcan, son más controlables «con métodos menos agresivos», según el doctor Pérez.

El envejecimiento y ser mujer, entre los factores de riesgo

Entre los factores de riesgo de litiasis biliar en la vesícula están el propio envejecimiento, así como el hecho de ser mujer, tener embarazos múltiples, la toma de anticonceptivos orales, obesidad, pérdida rápida de peso, niveles plasmáticos elevados de triglicéridos, dieta rica en grasa animal, diabetes, factores genéticos, ayuno prolongado, nutrición parenteral total, cirrosis, quistes congénitos, o pancreatitis crónica.

Los principales síntomas de esta enfermedad son dolores que aparecen de forma repentina en la parte superior derecha del abdomen, además de náuseas, vómitos, distensión abdominal o piel amarillenta, entre otros.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook