12 de noviembre de 2020
12.11.2020
La Opinión de Murcia
Patrimonio

La última maravilla imaginera de Salzillo queda al descubierto

Una nueva investigación atribuye al escultor murciano la talla de Nuestra Señora de Belén, que se podrá visitar durante los tres próximos meses en el museo dedicado al artista del Barroco

11.11.2020 | 21:04
La nueva talla quese atribuye al escultorFrancisco Salzillo. ISRAEL SÁNChez

El estudio realizado por el historiador del Arte Santiago Espada ha permitido atribuir al escultor barroco Francisco Salzillo (1707-1783) una escultura de Nuestra Señora de Belén, adquirida por un coleccionista privado y que podrá verse durante los próximos tres meses en el Museo Salzillo de Murcia.

La obra fue presentada ayer en este museo, dedicado a la trayectoria de una de los escultores más importantes del Barroco español del siglo XVIII, por el propio Espada, la directora de este espacio museístico, María Teresa Marín, y el presidente de la cofradía de Nuestro Padre Jesús, Emilio Llamas.

El historiador del arte detalló que la talla de vestir o devanaderas (solo se esculpe la parte visible) de la virgen, que sostiene al niño Jesús desnudo, fue comprada al anterior propietario por un coleccionista privado, que la ha restaurado recuperando la policromía original, ha vestido a la imagen con una indumentaria coetánea y luce un peinado de la época. Ambas imágenes, que cuentan con joyería de factura barroca acorde con el siglo XVIII pero realizada en la actualidad, están expuestas por primera vez al público durante los próximos tres meses.

Espada indicó que no se ha podido certificar con total seguridad la autoría de la obra a Salzillo por la ausencia de un testimonio documental que así lo constate, pero ha apostilló que la notable calidad artística, sus cualidades escultóricas, así como el rigor de los trabajos de investigación y restauración, han permitido despojar a la imagen de su anonimato.

Bankia y Cajamurcia ofrecen 10.000 euros anuales a la institución museística
 

Bankia y Fundación Cajamurcia han aportado al Museo Salzillo 10.000 euros anuales, que tienen como objetivo contribuir al desarrollo de la acción cultural del museo, tanto en las actividades didácticas, de difusión y comunicación, como en exposiciones, investigación, documentación y conservación preventiva. Para el presidente de la Fundación Cajamurcia, Carlos Egea, «este convenio viene a dar continuidad a la labor que la Fundación desarrolla participando de forma intensa en las actividades del Museo Salzillo». Olga García, directora corporativa de la Territorial de Bankia en Murcia, destacó que se trata de«un ejemplo más del compromiso con una institución que es referente a nivel nacional».
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook