28 de septiembre de 2020
28.09.2020
La Opinión de Murcia
Medio ambiente

39 millones de semillas para reverdecer distintos espacios de Murcia

El Plan Resiembra pretende mejorar el medioambiente y disminuir la temperatura ambiental con esta acción

28.09.2020 | 17:26
39 millones de semillas para reverdecer distintos espacios de Murcia

El Teniente Alcalde de Desarrollo Urbano y Modernización de la Administración del Ayuntamiento de Murcia, José Guillén, ha presentado este lunes el Plan de Resiembra 2020-2021, que permitirá la plantación de 39 millones de semillas en distintas zonas verdes del municipio, informaron fuentes del Consistorio en un comunicado.

"Con esta iniciativa mantenemos las zonas verdes en perfecto estado para que puedan ser disfrutadas por todos los vecinos del municipio. Reverdecemos estos espacios, lo que permite disminuir la temperatura ambiental, reducir el ruido, mejorar el medioambiente y aumentar la biodiversidad, mejorando la calidad de vida de los murcianos, que es nuestra prioridad", ha destacado Guillén.

Estos trabajos los realizarán miembros de la empresa concesionaria de Parques y Jardines, STV-Actúa, que previamente ha hecho un análisis de las distintas zonas verdes del municipio de Murcia para conocer en qué espacios o zonas verdes es necesaria una actuación de resiembra y mejora.

En concreto, se actuará sobre las zonas verdes de los barrios y pedanías del municipio de Murcia, donde los técnicos valoran la conveniencia de realizar las labores de resiembra.

El sistema que se utiliza es una máquina motocultor que lleva a cabo el arado del terreno, tras lo cual se aplica recebo y turba y se consigue así que estas semillas crezcan rápidamente y den lugar a un césped verde y fuerte. Cabe destacar que la tendencia en céspedes es utilizar especies de bajo consumo en agua y bajo mantenimiento, como paspalum, vaginatum y zoysia, entre otros.

PASOS PARA LA RESIEMBRA

Los pasos más adecuados para hacerlo correctamente son limpiar de malas hierbas la superficie, esto es, los restos de hojas y raíces secas y, a continuación, remover el terreno y airearlo para asegurarse de que no se ha drenado mal el agua ni está acumulada en alguna parte.

Esto se puede hacer de forma manual con un rastrillo o mecánicamente con un motocultor. Lo más recomendable para este proceso de escarificación es que se taladre la tierra hasta una profundidad de 15 centímetros y añadir un poco de abono orgánico con componentes vegetales como la turba.

Después de haber realizado estas tres tareas, es el momento de nivelar el terreno a la misma altura que la que tenga el resto del césped y, después, de la resiembra.

Se plantan según sus condiciones específicas de resiembra para hacerlo de manera adecuada, dependiendo de la especie. Lo habitual es un kilo de semillas por cada 35 metros cuadrados.

La plantación de estas semillas no se puede dejar desprotegida, de manera que deben cubrirse estas partes con una capa de tierra de dos milímetros para que no se lo coman los pájaros.

El mantenimiento posterior es esencial. Se ha de rociar o regar finamente este terreno dos o cuatro veces al día hasta que se vea el césped.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook