21 de septiembre de 2020
21.09.2020
La Opinión de Murcia
Educación

Comisiones denuncia a la Consejería de Educación por el abandono del centro de Atención Temprana de La Paz

El sindicato pide a la Inspección de Trabajo que paralice la actividad del centro hasta que se garanticen todas las medidas de seguridad e higiene

21.09.2020 | 19:21
Edificio anexo en el colegio Nuestra Señora de La Paz donde se atienden a niños con necesidades especiales.

La Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras de la Región de Murcia ha denunciado a la Consejería de Educación ante la dirección territorial de Inspección de Trabajo y Seguridad Social por la falta de recursos materiales, humanos, organizativos y de seguridad y salud en el centro anexo al colegio Nuestra Señora de la Paz de Murcia donde trabajan distintos Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógica (EOEP) dedicados a la atención, entre otros, de niños con algún trastorno o enfermedad, enfermedades raras, niños nacidos prematuros, niños con déficits visuales o auditivos, discapacidades motóricas o autismo.

La situación que viven estos profesionales evidencia para el sindicato que no se puede garantizar la salud de los profesionales que ya se han incorporado a sus puestos de trabajo y de los usuarios que acuden a dicha instalación. "La desorganización actual derivada de la falta de información, de la tardanza de los medios materiales adecuados, y de las promesas no cumplidas, supone una ausencia de medidas de seguridad e higiene que infringe el deber de vigilancia que posee la administración como su empleadora", señala CC OO en la denuncia, a la que ha tenido acceso esta redacción.

Ante el "riesgo masivo de contagios que supone dicha desorganización", la organización sindical solicita "la inmediata intervención de este organismo". Entre las medidas que puede tomar Inspección de Trabajo está la de paralizar la actividad del centro si se aprecia riesgo grave e inminente para la seguridad y salud de los trabajadores, por lo que Comisiones pide de forma cautelar "la paralización de la actividad docente sobre la administración denunciada mientras no se garantice la seguridad de los profesionales afectados".

Hace 17 años la Consejería trasladó la sede de estos equipos de orientación educativa a estas instalaciones, de «tamaño reducido para las necesidades del servicio y el número de personas que trabajan en él (en torno a 100 trabajadores, entre los diferentes perfiles, repartidos entre cuatro equipos de Sector y dos equipos específicos de Atención Temprana)».

Los usuarios de este centro constituyen una población especialmente sensible y vulnerable, ya que, en muchas ocasiones, han sufrido o presentan situaciones de salud delicadas, o son muy pequeños, por lo que hay que tener especial cuidado en las medidas de higiene y limpieza de espacios y materiales: «Se llevan a cabo movilizaciones y manejo directo de los niños, y se requiere la manipulación por éstos de diferentes materiales, que pueden recibir toses o ser chupados».

El sindicato refleja en la denuncia que la actual situación del centro no cumple con las resoluciones y las instrucciones de inicio de curso 2020-2021 publicadas por la Consejería de Educación ni con las instrucciones de los departamentos de Educación y Salud del Gobierno regional para hacer frente a la evolución de la epidemia de COVID-19 en la Región de Murcia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook