Un incendio declarado ayer en la zona de huerta de la pedanía murciana de Patiño, junto al IES Ingeniero de la Cierva, provocó el desalojo de medio centenar de personas que residen en un poblado chabolista y el cierre de la autovía A-30 a su paso por Murcia, aunque fue reabierta tiempo después.

Un incendio en Patiño obliga a cortar la autovía A-30 (I)

Un helicóptero de la Dirección General de Seguridad Ciudadana y Emergencias HE010 colaboró con los Bomberos en la extinción del fuego.

La columna de humo era considerable y afectó a la visibilidad del tramo de autovía A-30 que discurre junto al lugar del incendio.

Al menos siete camiones de Bomberos de Murcia y 36 efectivos se desplazaron hasta el lugar del fuego y trataron de controlar las llamas que se originaron en una zona abandonada con abundante matorral.

La Policía Local, que auxilia a los bomberos, cortó las vías adyacentes y recomendó «extremar precauciones y buscar vías alternativas». Entre las vías que fueron cortadas se encuentra la A-30 en dirección a Albacete, a la altura del punto kilométrico 146. En torno a las 18.00 horas esta carretera fue reabierta, según informó el alcalde de la ciudad, José Ballesta. El pedáneo de Patiño, Antonio Jiménez, afirmó a LA OPINIÓN que, aunque el origen del fuego no se conocía a ciencia cierta, «la mayoría de los incendios que se producen en la zona es por conexiones ilegales a la línea eléctrica».

En cualquier caso, afirma que «lo que sí se sabe es por qué se ha propagado de esa manera tan brutal». Jiménez explica que en el lugar hay varios solares que están «abandonados». Esta situación también se produce en las acequias porque, según el pedáneo, «la Junta de Hacendados no se está haciendo cargo de la limpieza de cañas».

Cortan la A-30 por un incendio en Patiño (II)

La presencia de la maleza en la zona donde se provocó el fuego facilitó la expansión de las llamas y obligó a que los bomberos desalojasen un poblado con en torno a 50 personas . Jiménez explica que se incendiaron «tres o cuatro chabolas». «No ha pasado una desgracia por el trabajo de los bomberos», sentencia.

Apunta a que el solar más grande y en peores condiciones es propiedad de El Pozo, que no realiza las labores de mantenimiento pertinentes. «El Ayuntamiento tendría que haberlo limpiado ya y no lo ha hecho. No se puede permitir que el propietario tenga el solar con esas condiciones», se queja.

Jiménez considera, además, que el Consistorio debería vallar el solar y que a las personas que allí residen, «a través de ayudas municipales, se les asignen viviendas en otros lugares».

Afirma que lleva seis años de pedáneo en Patiño y que durante todo ese tiempo los vecinos están reivindicando la limpieza de la zona.

Foco en otra pedanía

Poco después de las 17.20 horas de la tarde, un segundo foco movilizó a siete efectivos y dos vehículos de bomberos hacia Javalí Viejo, nuevamente por incendio de matorrales.