31 de julio de 2020
31.07.2020
La Opinión de Murcia
Especial Pedanías de Murcia

Los Ramos no renuncia al sueño de ver su estación convertida en museo

La mejora de la movilidad y la accesibilidad en la pedanía siguen siendo uno de los grandes planes de la Junta Municipal

31.07.2020 | 04:00
Los Ramos no renuncia al sueño de ver su estación convertida en museo

Los Ramos actualmente es de las pocas pedanías de huerta, puesto que es la que mayor superficie conserva destinada al cultivo. Su historia ha estado ligada al Conde de Almodóvar, al Conde de Rocamora y al Marqués de Casa Blanca. Actualmente se conservan las tres residencias. La Torre de Almodóvar y su finca están en buen estado, pero las otras dos acusan falta de mantenimiento tras los cambios de dueño.

Los Ramos ha contado con el mayor apeadero de trenes en la ruta Cartagena-Murcia. Una estación emblemática, con mucha historia y que en la actualidad es un edificio sin mantenimiento o utilidad alguna, por el que estamos luchando para su remodelación. Con la Vía Verde que atraviesa la Costera Sur, la Estación situada al final de la misma sería un enclave maravilloso para un Museo del Ferrocarril, para hacer un edificio municipal en el que albergar, por ejemplo, una sala de estudio, y donde poner en marcha la antigua cantina para los deportistas.

La Romería de La Virgen de la Huerta es una cita destacada de nuestras Fiestas Patronales, obra del maravilloso escultor Pepe Hernández.

«Quedan muchas cosas por hacer; las pedanías más pequeñas sufren siempre la falta de servicios por parte de todas las administraciones. Desde 2016 se han ido dando pasos», afirma Marina Navarro, alcaldesa pedánea. «Se ha creado una escuela de futbol y por ello se ha remodelado un antiguo campo de tierra por uno de césped artificial con nuevos vestuarios. Se han mejorado las zonas de juegos infantiles de los jardines, se ha realizado un jardín maravilloso en la huerta junto a la Vía Verde, con un arco emblemático diseñado por el escultor Pepe Hernández. Hemos acometido la limpieza de ramblas que llevaba años sin hacerse. Hemos solicitado autorización para que se limpien las cunetas de nuestros principales viales que hace años que no se ha llevado a cabo. Además, hemos desbrozado tanto zonas de la vía verde, como distintas calles y veredas de nuestra pedanía», enumera.

Además, cuenta con dos grandes proyectos de mejora de aceras en la pedanía, una acción esencial en su plan para mejorar la movilidad y la accesibilidad. «Cuando llegué al cargo, encontré una pedanía que no cumplía la normativa vigente», asegura. Además, el equipo actual de la Junta ha trabajado en mejorar las fiestas y las tradiciones, como son las fiestas de junio al patrón San Pedro o las de mayo a la Virgen de La Huerta, cuya Hermandad, Patronato y Damas han contagiado su entusiasmo y dedicación a dicha fiesta. También se lucha por resolver los graves problemas que las lluvias provocan en la pedanía, tanto por un alcantarillado obsoleto e insuficiente, como por las zonas que aún no se dispone del mismo.

Tras muchísimos años, se logró que, en el Colegio Escultor Francisco Salzillo, la Consejería invirtiese en una mejora del mismo que consistió en el arreglo de la pista deportiva, del muro exterior de la fachada, así como su repintado, por dentro como por fuera. Otra acción en este enclave ha sido la inversión desde la Junta en pintar juegos infantiles o pavimentar el patio trasero.

Se ha solicitado un aula de estudio, y más locales municipales, «puesto que nuestra pedanía sólo dispone de un pequeño edificio que lo engloba todo: Consultorio Médico, Asociaciones, Centro Cultural, Centro de la Mujer y de Mayores, y Alcaldía».

En cuando a la pandemia, «debo decir que, salvo excepciones, la pedanía ha sido ejemplar. He estado en contacto con mis vecinos, informando de todas las recomendaciones y obligaciones. Hemos sufrido el cierre de nuestros servicios médicos de Atención Primaria... estamos muy descontentos puesto que dichos servicios permanecen cerrados», denuncia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook