31 de julio de 2020
31.07.2020
La Opinión de Murcia
Crisis

El Ayuntamiento no ampliará los fondos para el regreso a las aulas

El voto en contra de PP y Cs y la abstención de Vox tumban las propuestas del PSOE y de Podemos de aumentar los recursos económicos para garantizar las medidas de higiene ante el inicio del curso

30.07.2020 | 20:56
El alcalde, José Ballesta, preside el pleno municipal celebrado en el Ayuntamiento.

La incertidumbre en torno al regreso a las aulas el próximo septiembre centró ayer parte del pleno municipal de Murcia, en el que se debatieron sendas mociones de PSOE y Podemos para reclamar más medios que garanticen la seguridad en las aulas. Ninguna de las dos iniciativas salió adelante, pues contaron con los votos en contra del Partido Popular y Ciudadanos y la abstención de Vox, que defendieron las instrucciones para el comienzo del curso dictadas por la Consejería de Educación y Cultura.

Por un lado, el concejal socialista Antonio Benito pedía con su iniciativa al Gobierno regional fondos extraordinarios propios para afrontar el inicio del curso con garantías de seguridad, así como reducir las ratios de alumno por aula para respetar las distancias mínimas de seguridad, para lo que es imprescindible ampliar las plantillas docentes.

Para el edil, la contratación de 500 docentes anunciada por la comunidad son del todo insuficientes, pues no llegan siquiera a uno para cada centro educativo, unos 650 en la Región de Murcia.

También demandó formación complementaria para los docentes en competencias digitales, pues actualmente solo se ha formado a 5.000 de los 26.000 que hay en plantilla, y fondos adicionales para los ayuntamientos, que tendrán que ampliar las partidas para limpieza y desinfección de los espacios.

Para Benito, las instrucciones dictadas por la Consejería para el inicio del curso denotan que «no hemos asumido lo que es el coronavirus, porque no se respetarán las distancias ni se han puesto medios suficientes», lo que aboca a que el inicio de curso sea «un caos».

En cuanto a la moción presentada por Podemos, su portavoz municipal, Ginés Ruiz, lamentó que las instrucciones de la Consejería «pasan el marrón a los equipos directivos» para que cada uno se organice como pueda, «abandonados a su suerte», ya que no se les han dado recursos económicos ni de ningún tipo para afrontar la crisis.

En su texto pedía ampliar plazas en servicios como el de comedor, elaborar un plan municipal para garantizar la máxima higiene en los centros, hacer públicos los tamaños de la clases para establecer prioridades en cada centro para desdoblar los espacios, dotar de más profesorado a los tramos educativos de menor edad y dar directrices con respecto a las actividades organizadas por las AMPAS en las aulas matinales y extraescolares.

La edil de Educación, Belén López, insistió en que esas medidas están ya en marcha y en que «la Comunidad Autónoma ha trabajado con diligencia para garantizar un inicio de curso seguro», con contrataciones de docentes y el compromiso de complementar los fondos estatales destinados a ese fin. Además, defendió que se dé autonomía a los centros en la organización, «porque cada escuela tiene sus propias peculiaridades y necesidades».

En la misma línea se manifestó el concejal de Cs Pedro García Rex, que calificó de «válido y eficaz» el trabajo de la Comunidad para el inicio del curso y lamentó que este asunto se ha debatido previamente varias veces en el pleno.

Por último, el concejal de Vox José Javier Palma, coincidió en que hasta el momento se han dado «directrices caóticas» a los centros, culpando de esa situación al Gobierno central y la falta de fondos, y finalmente se abstuvo en ambas votaciones.

La ORA seguirá sin ser competencia del Consistorio este verano

En el pleno municipal de Murcia celebrado ayer, la concejala de Movilidad Sostenible y Juventud, Rebeca Pérez, anunció que el expediente de la ORA seguirá su debate en septiembre. De esta forma, se dejó sobre la mesa la remunicipalización del servicio para conseguir su aprobación tras el verano con el consenso de todos los grupos políticos, «permitiendo así garantizar la estabilidad laboral de los trabajadores».

Precisamente la estabilidad es lo que preocupa a los trabajadores de este servicio, que se manifestaron ante las puertas del Ayuntamiento para pedir seguridad laboral cuando la ORA pase a manos del Consistorio.

El objetivo de que el Ayuntamiento sea el que preste directamente este servicio es obtener, según el Consistorio, una mayor flexibilidad y adaptación a los nuevos modelos de movilidad y una mejor rotación y organización del tráfico y el estacionamiento, optimizando el servicio ofrecido al ciudadano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído