Un juzgado de instrucción de Murcia ha condenado a 80 días de prisión y al pago de una multa de 360 euros a una mujer que conducía ebria por una calle de la pedanía murciana de El Palmar, saliéndose de la calzada, y que se negó a someterse a las pruebas de alcoholemia.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, incluye la retirada del carné de conducir por ochos meses y seis meses, al considerarla autora de un delito contra la seguridad vial y otro de negativa a someterse a dichas pruebas.

Señala el juzgado que el fallo fue dictado de conformidad, después de que la acusada reconociera los hechos y se comprometiera a cumplir las penas pactadas por la fiscalía y su defensa.

La sentencia refleja que, aunque la denunciada no quiso someterse a las pruebas de alcoholemia, presentaba síntomas evidentes de ir bebida, como habla pastosa, ojos vidriosos, andar vacilante y olor a alcohol.