Este jueves se celebra la primera reunión entre las direcciones regionales del Partido Popular y Ciudadanos para intentar salvar las diferencias que llevan arrastrando los últimos meses en el Ayuntamiento de Murcia.

Por parte del PP, acuden a la reunión, celebrada en la sede de Cs, el coordinador de Transparencia, Ética y Participación, Enrique Ujaldón, y el alcalde de San Javier y representante del PP regional en el Comité Nacional de Acuerdos para la Gobernabilidad formado en 2019, José Miguel Luengo. Por Ciudadanos han acudido el presidente de la gestora regional, Jerónimo Moya, y el secretario de Comunicación de la gestora, David Sánchez.

"Esta reunión se enmarca dentro de los acuerdos de gobernabilidad, que incluye nueve puntos a nivel municipal, queremos ver cómo va de salud", explican a esta Redacción desde Cs. De este modo, ambos socios de Gobierno en el Ayuntamiento de Murcia esperan dilucidar en cuáles de estos puntos se ha quebrado el pacto alcanzado hace un año tras las polémicas surgidas en el Consistorio murciano, protagonizadas por el primer teniente de alcalde y concejal de Fomento, Mario Gómez.

La última fue el acuerdo entre Ciudadanos, PSOE y Podemos para sacar adelante un Plan de Reactivación Socioeconómica del municipio, sin que tuviera conocimiento de ello el Partido Popular, formación con la que gobiernan los naranjas.

Para Mario Gómez, este pacto es una "oportunidad" para que Gobierno y oposición "trabajen en la misma dirección" e, incluso, apuntó que este plan "podría dar pie a tener el primer presupuesto aprobado por unanimidad del Ayuntamiento". Sin embargo, para los populares supuso un "incumplimiento rotundo" del primero punto del pacto de Gobierno, donde se establece que "los dos grupos firmantes acuerdan trabajar en unidad de acción de gobierno, por lo que las decisiones que amparan las funciones ejecutivas y administrativas atribuidas por Ley a los distintos órganos municipales deberán ser consensuadas por ambos".

Los naranjas esperan rebajar el nivel de tensión en el Ayuntamiento de Murcia tras "sentarse y dialogar" porque entienden que ahora "lo importante es salir de la pandemia adoptando las medidas adecuadas para los murcianos".

Mario Gómez, en la cuerda floja

La situación, además, se ha visto agravada tras conocerse que el jefe de los Servicios Generales del Ayuntamiento de Murcia, Rafael Bernal Andreu, ha denunciado la situación de "acoso laboral" que viene sufriendo por parte del concejal de Fomento, Mario Gómez, desde hace meses.

En su denuncia, Bernal menciona la "presión psicológica" que sufre desde que Gómez asumió las competencias delegadas del servicio al que está adscrito.

Por si fuera poco, la portavoz popular en el Ayuntamiento de Murcia, Rebeca Pérez, ha denunciado públicamente que, durante el estado de alarma, Mario Gómez "bloqueó y dinamitó cualquier posibilidad de aprobar por unanimidad el plan de Soporte Social, atacando gravemente y faltando al respeto a su compañera de Gobierno, Pilar Torres".

Mario Gómez, a un concejal del PP: "Si no te gusta, te la envainas"