La Confitería Ricardo, ubicada en el barrio murciano de San Antón, ha decidido llevar a cabo una bonita iniciativa para premiar a todos los pequeños que a partir de mañana pueden salir a la calle según las normativas estipuladas desde el Gobierno central. Aprovechando su labor artesana y su experiencia, trabajan para elaborar pequeñas monas en las que han insertado un obsequio: una medalla de chocolate que reza "Enhorabuena por tu buen comportamiento".

Según explica Lorena, tanto la mona como su medalla conmemorativa son un obsequio que desde la Confitería han querido hacer de forma desinteresada, por lo que se repartirán gratuitamente a aquellos niños que decidan acompañar a sus padres a la compra, o a aquellos clientes que las soliciten para sus hijos o conocidos.